Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

HAZ LO QUE DEBES VS. HAZ LO QUE QUIERES
Hace unos días he visto un video en el que un tipo cuenta el superviaje por todo el mundo que va a hacer con su moto. Empieza hablando de que la vida hay que vivirla, aprovecharla, y un montón de cosas que suenan muy bonitas y a las que no les falta razón, pero muy difíciles de cumplir. Nos cuenta que deja su trabajo para dedicarse a la planificación del viaje, que entre una cosa y otra estará unos 2 ó 3 años por ahí disfrutando. Pues qué bien, pues me alegro por él. Por él y por todos esos que pueden permitirse el lujo de dejarlo todo. Lo que este tipo no dice es qué nivel económico tiene, si su empresa le paga un año sabático (algunas lo hacen, no es una leyenda), si tiene hijos? Es decir, que nos lo pinta todo muy bonito y los demás nos quedamos como idiotas pensando ?qué suerte, ojalá me atreviese a hacer lo mismo?.

No creo yo que sea cuestión de atrevimiento, al menos no sólo es eso. Cada uno tiene sus circunstancias personales y no siempre es fácil tomar una decisión. A mí no me importaría en absoluto hacer las maletas y largarme a vivir a otro país de clima más cálido (estoy hasta las narices del puñetero frío de este invierno), si pudiese lo haría hoy mismo. El problema es ese ?si pudiese?. Y no es por culpa de las cosas materiales, que eso seguirá aquí cuando regrese o me puedo llevar las que quiera/pueda. Lo que más te ata son las personas. Tus padres, tus hijos, amigos que dependen de ti, familiares que necesitan más atención por su edad y/o enfermedad y tú eres su única ayuda?

También depende, claro, de lo que a ti te importe todo eso. Si yo me marchase lo haría con mis hijos, no sería capaz de dejarles aquí, pero ¿y mis padres? Porque no es lo mismo marcharme a vivir a Cuenca que a Marruecos, las posibilidades de vernos se reducen cuantos más kms haya de por medio, y no me perdonaría estar lejos sin motivo si a ellos les pasara algo. Además, no es lo mismo marcharte cuando tienes 20 años, por estudios o por vivir una aventura, que hacerlo a los 40 con una familia ya formada.

Pero vamos a decisiones más pequeñas, menos drásticas, pero igualmente importantes. Como te conté en semanas anteriores he empezado a trabajar de teleoperadora. Una semana después me llaman de mi otro trabajo (formadora en centros cívicos) que es eventual y me dicen que me dan más clases de las que tenía. Aquí viene el dilema: si no puedo compatibilizar los dos trabajos -como hacía en Atento- ¿cuál elijo?. Uno es más sueldo pero el otro me gusta mucho más. ¿Hago lo que debo o sigo la máxima de disfrutar la vida y elijo el trabajo con menos sueldo? En estos tiempos de crisis y tal como está la situación económica en mi casa no debería tener dudas: teleoperadora. Gano más y me da que va a ser más duradero. Pero disfruto tanto dando clases, incluso preparándolas en casa. Un día después de escribir esto sabré si puedo compatibilizarlo, lo que sería perfecto y ya no tendría nada que decidir. Ya sabemos que la vida es corta, que hay que disfrutar, que es mejor hacer algo con lo que estás feliz en lugar de tener más dinero pero en un trabajo que no te aporta nada. Pero en este caso no se trata de tener más dinero si no de tener, simplemente, dinero para llegar a fin de mes. Además está el sentimiento de culpa porque me siento afortunada por haber encontrado trabajo y no hago más que refunfuñar cuando otras personas estarían encantadas de estar en mi situación.

Siguiendo el hilo del tema de hoy, no es cuestión de atreverme o no ya que la decisión que tome afecta a más personas (y a mi banco). Y estamos hablando de una decisión pequeña en comparación con abandonarlo todo y largarse por el mundo adelante, cosa muy tentadora.

En conclusión, que la gente que hace esas cosas tan osadas es o porque no tiene más ataduras o porque esas ataduras no le importan.
Comentarios (2) - Categoría: De todo un poco - Publicado o 14-03-2010 22:56
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
2 Comentario(s)
1 Conclusión: me parece que tu conclusión es acertadísima.
Y llevándolo a la metáfora de las ataduras, me gustaría agregar:
la gente de actos osados ha sido capaz de romper sus ataduras haciendo a un lado el dolor y el esfuerzo que les costaría liberarse.
En orden a la fuerza de los lazos que te apr#blgtk08#isionen, podríamos nombrar desde hilos hasta cadenas de acero y cárceles de máxima seguridad.

No ha de ser fácil para los encadenados, romper todos sus amarres y desafiar a la autoridad.
Menos simple aún cuando el sitio de tu prisión fuera un sitio agradable y tus ataduras finas cuerdas de seda.
Comentario por Iramina (30-11-2010 05:06)
2 Iramina, gracias por tu comentario. Realmente no es fácil romper ataduras. Hasta ahora no me arrepiento de la decisión tomada -#blgtk08#sigo dando clases- pero las consecuencias de esa decisión siguen ahí, acechando. Espero no tener que arrepentirme más adelante.
Comentario por texas (30-11-2010 10:39)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0