Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

CORREOS ELECTRÓNICOS: fuente de sabiduría
Cuando me di alta una cuenta de correo electrónica no podía imaginar ni por un momento lo que iba a cambiar mi vida. Algo tan sencillo y tan práctico puede convertirse en un arma informativa que pone tu mundo patas arriba. ¿Crees que exagero? No, amigo, no, y te lo voy a demostrar. Por la de correos que me mandan y la de gente que veo que los recibe-devuelve-reenvía (el listado de las direcciones puede ser muy largo si no lo borras antes de reenviarlo y no utilizas la copia oculta CCO) puedo asegurar que hay muchas personas que, como yo, saben que la información buena, la verídica y científicamente comprobada está en los correos electrónicos. ¿Por qué iba alguien a molestarse en hacer un Power Point si no fuese porque lo que me quiere contar es realmente importante, incluso urgente, y fiablemente contrastado con expertos en salud, economía, etc...? Hazme caso, igual que se lo haces a los correos. Seguro que tú también has recibido muchos de esos, así que sabes perfectamente de qué te hablo.

Yo era una persona feliz, preocupada por llegar a fin de mes, por mis amigos, mi familia... Comía despreocupadamente aunque pendiente de no engordar demasiado, bebía lo que me apetecía, mi salud era buena y cuando no lo era me iba al médico. Una persona normal, vamos. Pero, ay, llegó ese día en que decidí que tener una cuenta de correo me vendría bien. Al principio todo eran ventajas. Empecé a enviar correos para avisar de mi nuevo estatus de internauta con dirección propia, recuperé amistades con las que por la distancia no hablaba más que una o dos veces al año -y hasta nos mandábamos fotos-, hacía muchos trámites por internet que requerían tener una cuenta de correo y eso me evitó muchas colas...

Un día una amiga me envió un ".pps" y ante la curiosidad de saber qué narices era eso, lo abrí. Qué bonito, fotos de paisajes con música y todo. Y, claro, lo reenvié (ya era toda una experta en esto de los correos virtuales). Fue como abrir la veda y la caja de Pandora juntas. Al día siguiente ya tenía varios correos de esos encadenados en mi bandeja de recibidos, a cada cual más bonito, pero algunos también interesantes. No todos venían en forma de .pps, no eran tan vistosos pero si importantes. Uno de ellos me advertía de los peligros de la Coca-Cola Zero, que parece ser que en otros países la han prohíbido pero aquí en España se vende impunemente. ¿¿¡¡Qué!!?? Pero si es uno de los refrescos que tomo. Daba todo tipo de explicaciones de sus sustancias perjudiciales, así que dejé de tomarla. Después el de Actimel, Red Bull y otros productos superpeligrosos para la salud que nos los venden por superbuenos. Otro contaba una lista de medicamentos aparentemente inofensivos y de uso común pero que era peligroso tomarlos por los riesgos que tenían. ¿Pero qué pasa, es que no tenemos controles de sanidad? ¿En qué país estoy viviendo? Ya decía el correo que ciertas empresas farmacéuticas tienen no se qué chanchullos con altos cargos y, claro, venden impunemente. Increíble pero cierto. Además, todos estos correos vienen firmados por alguien que dice ser trabajador de tal o cual sitio y que lo sabe de primera mano, así que no voy a desconfiar. ¿Qué otro interés puede tener una persona en contar esas cosas? Dinero no se lleva, pero si dedica tanto tiempo a enviar estos correos, tienen que ser ciertos indudablemente. Por supuesto, empecé a desconfiar de mi médico y de la farmacéutica de la esquina, que me parece recordar que alguna vez me han dado uno de esos medicamentos mortíferos. Ah, por supuesto, reenvié la información. Dejé de beber Coca-Cola Zero, Actimel, cambié de médico y empecé a comprar en la farmacia de otro barrio.

Me enviaron otro que aseguraba que tan sólo por comer ajo con aceite cada noche podría adelgazar ¡hasta 20 kgs! Abandoné mi dieta controlada por mi dietista -hay que ser mala profesional, mira que no contarme algo tan sencillo- y empecé a comer lo que quería pero cenando ajo con aceite. Menos mal que hay gente que comparte estas informaciones y gracias a ellas podemos dejar de privarnos de las cosas ricas. De todas formas, a los pocos días volví a mirar el pps ya que había engordado 3 kgs, algo debía estar haciendo mal. Quizás tomaba poco ajo, o debía tomarme el aceite a morro. Después recibí otro que me advertía seriamente de que no hirviese agua en el microondas ya que me podía saltar a la cara al sacarla. Dios mío, qué suerte he tenido hasta ahora. Llevo años hirviendo en el microondas el agua de las infusiones, sopas, la jarra para la bolsa de agua en invierno -es lo que tiene ser friolera con pies de hielo- y nunca nunca de los jamases me ha pasado nada. Pero si este correo dice que eso puede suceder, será cierto. Y sin más comprobaciones comencé a utilizar mi tiempo doméstico en esperar a que hirviese el agua en la cazuela cada vez que quería hacer algo.

Otros correos eran de niños desaparecidos, con foto y todo. Qué tristeza, cuánto me han hecho llorar. Y yo no podía hacer nada más que imprimir la foto del niño en cuestión y llevarla conmigo por si lo veía. Cuánta angustia me hacen pasar. Algunos de esos correos piden tan sólo que los reenvíe para que ciertas empresas les den dinero por cada uno reenviado. Otros facilitan el nº de cuenta corriente para que hagamos un ingreso económico y puedan curar a ese pobre bebé. Y lo hago sin dudarlo ni un instante. Todas las semanas tengo que hacer transferencias (por internet, claro) y dejarme allí parte de mis ahorros.

También están los correos que te desean lo mejor... hasta el final. Primero te dicen que tengas un feliz día, que es un correo que trae mucha dicha a quien lo recibe, etc etc. Pero cuando lees lo último, todos dicen que para tener esa felicidad debes reenviarlo sin falta: "al menos a una persona", vale, eso es fácil; "por cada persona a quien se lo reenvíes será una hora de felicidad", uff, se lo mandaré incluso a mi jefe; "si no lo reenvías tendrá graves consecuencias, como fulanita a la que se le estropeó el coche después de ser despedida del trabajo", qué angustia, lo reenvío ya, antes de que me falle el router... Y más y más correos con advertencias, información, consejos. Menos mal que también me mandan chistes, vídeos simpáticos, fotos de países que nunca podré visitar. Así alterno la angustia con la risa.

En fin, que aquí estoy, encerrada en mi casa porque cada vez que veo un niño en la calle reviso todo mi álbum de desaparecidos, hirviendo el agua con cerillas porque las ondas de la vitro son malísimas y la cocina de gas peor, ingresando mi dinero en cuentas que no se de quién son ni para qué, no tomándome la medicación que me mandan, desenchufando de noche tooooodos los aparatos eléctricos por culpa de las ondas que transmiten, pasándome horas delante del ordenador reenviando un montón de correos para salvar la vida de mis amigos y la mía propia -por las maldiciones-, engordando como una vaca a pesar de tener aliento de ajo incluso por las orejas, bebiendo refrescos que no me gustan pero son más sanos, acostándome con el primero que pillo porque si no haces el amor una vez por semana puede tener malas consecuencias para el cutis y los músculos pélvicos...

¿Ves como no exageraba? ¿Ves como los correos tienen información que los gobiernos tienen interés en ocultarnos? ¿Ves como todo lo que dicen es cierto? ¿Ves como mi vida ha mejorado gracias a estar informada?

PD: por favor, reenvía este artículo a todas las personas que puedas (te traerá un minuto y 43 segundos de buena suerte) para advertirles de la importancia de hacer caso a los correos que traen información tan pero tan contrastada.

Safe Creative #0912275211435
Comentarios (1) - Categoría: De todo un poco - Publicado o 28-05-2009 16:19
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
1 Comentario(s)
1 Eu, acabo de reenvialo a toda a miña extensa axenda do Feisbú e xa noto como me #blgtk08#ven a felididade... e ata se me está empezando a dar por falar en alemán... Ja
Comentario por Peter P. de Mille (29-05-2009 18:07)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0