Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

CUANDO PINGÜINOS HABÍA QUE SUFRIRLO (aún más) 2º parte
En el refugio y pegadito a la lumbre las cosas se ven con mejor color. En este lugar hice amistad con 2 alpinistas que tenían los mismos problemas invernales. Por aquel entonces por esas latitudes lo normal era encontrarse con amantes de la naturaleza. Los jacobeos aún no estaban de moda y los moteros, como los primeros pobladores, eran pocos pero duros como el pedernal. El caso es que no hay mal que por bien no venga y las siguientes 24 horas me las pasé con mis nuevos compañeros pasándonos historias de motos y montañas con un buen fuego mientras en el exterior la nieve lo cubría todo.

Cuando amainó el temporal (porque no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista) volví a pedir el favor de que me acercasen a la gasolinera. Ya os podéis imaginar cómo estaba la moto. Lo bueno de estas cosas es que puedes dormir tranquilo porque sabes que nadie te robará la máquina; primero tendrían que encontrarla. Escarbé un poco en la nieve, le quité la tienda y... nada más porque no arrancaba. Para encender la ZZ me tuvieron que empujar.

Bueno, ya estaba otra vez en el buen camino, por decir algo. Dejaron pasar a los primeros vehículos con cadenas y yo iba escondidito detrás del camión del pesca'o a unos 30 kms/hora, velocidad ideal para seguir sus roderas en la nieve. La verdad, cuando tocó descender el puerto dirección Navia me entró el hormiguillo y tuve que dejar que el camión se alejara si no quería meterme debajo de sus ruedas traseras haciendo patinaje artístico. Con el acojone de circular por la pista de hielo se me había pasado el frío. Ya veis, queridos moteros/as, a veces circulas en pelotas y no te enteras. Todo depende de las circunstancias o del miedo. Pero tranquilos, que aún me quedaba superar el puerto del Manzanal. Ya andaba yo por ahí y ahora si que tenía frío -joder, qué frío hacía-. Es que aunque hayan pasado 20 años, cuando hace frío de verdad en la moto te cagas por la pata y ni gotelex ni leche; hay que tirar como sea o esperar al verano.

Escorado 300 grados a estribor, con noche cerrada y con el paquete helado, llegué por fin a Tordesillas. Aguanieve a manta, voy patinando por el barro hacia el calor de la lumbre y esa fue mi salvación. La hoguera formaba parte de un grupo de moteros andaluces. "Bueno, aquí tenéis a un gallego que viene de cruzar la ventisca del norte y no siente las piernas", "passssa tío, métete debajo de los leños si es menester y lo que haga falta, pisha". Me ayudaron a colocar la tienda empapada pegadita al fuego y empezó a echar baho que no veas. Fui entrando en calor y al poco rato ya éramos compañeros de toda la vida. En estas circunstancias es donde se nota el buen rollo motero, o el motero verdadero y pingüinero. No hubo cortes de encendido, ni éramos 30.000, no había cabinas WC ni pulseritas ni chicas en pelotas pero cada uno andaba por donde quería, casi nos llegábamos a conocer todos y todos pasábamos frío. No me dieron el premio ni al más mayor ni al más lejano. Me hubiese dado igual. Lo que si puedo decir con orgullo es que los gallegos en aquella ocasión se contaban con los dedos de la mano y sobraban dos.

Desde aquí quiero mandar un recuerdo entrañable a aquellos andaluces gracias a los cuales mi quedada en Pingüinos fue muchísimo más agradable (joder, qué frío pasé).
Comentarios (0) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 30-10-2008 19:35
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0