Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

HISTORIA DE UNA RUBIA (en la ferretería)
Ser rubia en este país -y en muchos otros excepto de Deutschland pa'rriba- significa vivir permanentemente en un tópico y no de los buenos. Ya sabes, las rubias somos tontas, guapas, superficiales... Bueno, lo de guapa no es un tópico malo, lo malo es cuando al fin nos conocen en persona. "Mi novia es rubia, ojos azules...", el incauto de turno se hace una imagen idílica, después aparezco yo... y adiós al encanto y al tópico. Aunque en mi caso lo de vivir en un tópico constante es mi forma de vida (si, estoy exagerando) creo que todos, en mayor o menor medida, estamos afectados por este mal. Por ejemplo, de todos es sabido que si eres hombre sabes eructar y hablar a la vez, entiendes de coches y mecánica, de fútbol, te gustan las pelis de acción y las porno, y tus problemas de visión son debidos a un exceso de ciertos "trabajos manuales" en la adolescencia. Si eres mujer es lo mismo pero al revés. Nosotras no eructamos y mucho menos con vocabulario, no reconocemos un motor ni aunque tenga diseño de Channel, odiamos el fútbol, no nos gustan las pelis de puñetazos y explosiones sin sentido (así llamamos a las películas de acción), jamás de los jamases vemos porno -ni el de Canal 7- porque es supermachista y degrada a la mujer, y nuestros trabajos manuales se limitan a limpiar la casa constantemente.

Podríamos seguir poniendo ejemplos -seguro que a tí también se te ocurren unos cuantos más- pero mejor lo dejamos para otra ocasión, que el tema da para mucho. Esta introducción es para contarte cómo algo tan sencillo como querer comprar un tornillo se puede convertir en una mini-aventura dialéctica e intelectual para que me tomen en serio. En esta ocasión no creo que haya sido por rubia -que también- sino por mujer. Y es que ¿acaso entendemos las mujeres de tornillos? Quita, quita, qué complicado. Me fui a la ferretería de siempre con un tornillo oxidado y su tojino correspondiente. Después de esperar un buen rato, al fin llegó mi turno.
- Buenas tardes, quería un tornillo y un tojino como éstos, por favor.

El chico los cogió, los miró y se fue a esa puerta misteriosa de las ferreterías que llaman almacén. Seguramente iba pensando que mi marido, o mi madre, me mandaron a hacer el recado como a las niñas pequeñas y que no tenía ni idea de lo que estaba comprando. O al menos esa impresión me dio cuando vi lo que me traía.
- Perdona -le dije- pero me das un tornillo de cabeza plana y un tojino más grande. Mira, el tornillo baila dentro.
- Lo del tojino no importa. Una vez que lo pongas se adapta al tamaño del tornillo.

Le miré con el gesto torcido y con cara de "¿me estás tomando por tonta?" y le dije:
- Tráeme por favor un tornillo y un tojino iguales a los que te he dado.
Se va, vuelve... y me da el mismo tornillo de cabeza plana y un tojino un poco más pequeño pero igual de bailón.
- Me has traído el mismo tornillo y el tojino sigue siendo grande.
- Te sirve igual.
- Mira, esto no es para colgar un adorno de 2 gramos de peso. Es para el asa de una bañera y si no está bien sujeta nos podemos matar. Así que, por favor, tráeme lo que te pido... si lo tienes. Si no lo tienes, dímelo y me voy, que tengo prisa. Pero si lo tienes tráelo.

Me di cuenta de que estaba empezando a caerle mal, pero en ese momento vino el dueño y le dijo:
- Deja, que ya la atiendo yo.
- Bueno -le dije- pero deme lo que pido, y no como la última vez.
- Carallo, qué memoria tienes.

A ver, como para no acordarme. Que me tomen por tonta no es algo que olvide fácilmente, lo que ocurre es que esa ferretería es en la que encuentras de todo, llevan muchos años y saben lo que necesitas. Por eso voy. Esa última vez yo necesitaba una junta de silicona, y así tal cual la pedí. Cuando el dueño me trajo la caja le dije:
- Esto no es junta de silicona, es de goma.
Me miró medio sorprendido y me dijo:
- Bueno, carallo, vas a saber tú ahora si es de silicona o no.
- Pues no, pero se inglés y ahí pone "rubber" que quiere decir goma, así que...
- Te vale igual -me dijo con una sonrisa.
- Ya se que me vale igual, pero también se que no es de silicona.

Volviendo al tornillo tojinero, al final el dueño me trajo exactamente lo que pedí y a la primera. Le dije que si el tornillo fuese de acero inoxidable ya sería para un 10, pero lamentablemente no lo tenía, cachis.

Así es el día a día de las mujers, rubias o no. Tenemos que demostrar constantemente que sabemos de lo que hablamos. O , al menos, tenemos que ir a los sitios con la leción aprendida de casa, por si acaso. Yo, ese día en la ferretería no aprendí nada nuevo, pero seguro que les enseñé que la próxima vez que me vean entrar no intenten darme gato por liebre... ni en español ni en inglés.
Comentarios (3) - Categoría: Historias de una rubia - Publicado o 14-06-2008 11:24
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
3 Comentario(s)
1 jeje...me suena perfectamente esa situación..es tremendo lo de los estereotipos. A mi por ser alto y con gafas desde siempre he tenido que aguantar cosas como..."¿y como es que no juegas al baloncesto?"(porque no soy Pau Gasol, señora, póngase las gafas) y también el típico "tu tienes cara de superchapón, y seguro que se te dan genial los ordenadores..."(señora, que Bill#blgtk08# Gates es bajito y pelirrojo!)
En fin ...cosas de los humanos, que tendemos a simplificar las cosas a base de estereotipos. Bueno, te dejo, que me voy a ver una peli de Chuck Norris mientras le cambio las bujías al coche y empapelo el suelo con el ultimo número de FHM... (por cierto, te juro que jamás he hecho ninguna de estas tres cosas...jejej)
Un saludo
Comentario por neuras (14-06-2008 13:51)
2 Boísimo. De novo o estilo fresco, punzante e divertido que me enganchou.
Ah, non todos os tíos sensibl#blgtk08#es , que saben escoitar e disfrutan cociñando son homosexuais.
Hainos tamén hetero!!!
Joeeer!!
Comentario por Peter P. de Mille (14-06-2008 22:00)
3 Felicidades,de verdad que e#blgtk08#ngancha y es muy divertido.
Comentario por mary pazos (28-06-2011 11:20)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0