Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

VOY AL TRABAJO, NO A UN MITIN. 2º PARTE
- Comercial, buenos días.
- Bos días, quería facer unas preguntas acerca da miña factura.
- Disculpe, le han pasado con el departamento de castellano.
- Ah, pues yo pulsé para hablar gallego.
- Ha debido ser un error de la locución al pasar la llamada. No se preocupe, ahora mismo le paso yo.
- No, no es necesario. Podemos hablar castellano.
- Como usted quiera, pero no me cuesta nada pasarle con gallego.
- No, no hace falta, hablaré castellano.
- De acuerdo. De todas formas, si quiere puede hablarme en gallego pues lo entiendo perfectamente pero yo debo hablar en castellano.
- No se preocupe...

Esta conversación la tuve yo no hace mucho tiempo. Ante todo pido disculpas si la única frase que he escrito en gallego tiene fallos, pero nunca lo he estudiado así que ?escribo de oídas?. Qué diferente es esta llamada de la que comenté en mi anterior relato, ¿verdad? En ésta no hay cabreos, el cliente solucionó todo en una única llamada, los dos pasamos un rato agradable charlando... ¿Por qué? Pues porque en cuanto le dije que no era el departamento de gallego cambió y me habló en castellano. Es decir, dejó de hablar su idioma para hablar nuestro idioma y así poder entendernos. A esto me refería yo, no se trata de ?exijo...? ?tengo derecho a...? si no de educación y querer entendernos. Además, hay dos motivos para que yo no hable en gallego con los clientes. El primero es, como ya os dije, que no me pagan para eso; por contrato debo hablar en castellano (ojalá pudiese seguir en alemán, pero todo lo bueno se acaba). Y el segundo motivo es que tardo tres veces más de lo habitual en decir cualquier simple frase en gallego y a saber después si la digo bien, así que antes de destrozar un bonito idioma prefiero escudarme tras mi contrato y no dañar los oídos de mis oyentes. La pasada semana estuve haciendo un esfuerzo y hablé en gallego con mis compañeras, pero sólo sirvió para que se partieran de risa aunque dijeron -entre carcajada y carcajada- que no tenía muchos fallos. Con un cliente ni lo intento; seguro que pensaría que se ha equivocado y ha llamado al Club de la Comedia en lugar de a su compañía de teléfono.

Como ha puesto alguien en un comentario en el relato anterior, muchas veces los clientes nos hablan con una falta de educación y de respeto increíbles, nos utilizan para descargar tensiones y puede que el tema del idioma sea sólo una excusa para poder gritar a alguien. Es cierto que hay mucha agresividad retenida, y la soltamos a la mínima ocasión. Pero así no se consigue nada, tan sólo pasar un mal rato y hacer pasar un mal rato a otra persona que estaba dispuesta a ayudarnos. Cuando llamas a un número de éstos que son a nivel nacional (y ahora también, por desgracia, internacional) es tontería enfadarte con el teleoperador que te contesta si no entiende gallego/catalán/euskera. No se si las empresas tienen obligación de tener esos departamentos (de verdad que no lo se). Por ejemplo, si vas a la administración pública en Galicia tienen que hablar en gallego -será por eso que yo no trabajo ahí- pero éstas empresas de atención telefónica... a saber.

Como también soy cliente, y conociendo la deslocalización desde dentro del sector, soy de las que piden hablar en gallego cada vez que llamo a un sitio de éstos, ya me las apañaré después para hacerme entender, pero supongo que, al menos de momento, los departamentos de gallego/catalán/euskera están todavía en España, así que los pediré siempre para mantener aquí los puestos de trabajo, pero nunca para reivindicar nacionalismos que al sudamericano de turno le importan 3 pimientos y medio.

En una ocasión que llamé a Vodafone me ocurrió lo siguiente:
- Buenas tardes, le atiende XX ¿en qué puedo ayudarle?- dijo ella con un marcado acento sudamericano.
- Hola, buenas tardes. ¿Me puedes pasar por favor con el departamente de gallego?
- No tenemos ese departamento.

¡Y colgó! No me dio tiempo a nada más. Para empezar, no creo que Vodafone no tenga gallego, pero aún siendo cierto ¿por qué colgó? Atiéndeme en español. Aquí la falta de educación fue por parte de la teleoperadora, y eso que le hablé en castellano para que me entendiese. Es en este caso en el que hay que volver a llamar, pedir un coordinador/superior/etc y dar quejas de quien nos ha atendido -por decir algo- y reclamar que esa empresa ponga operadores que atiendan en los idiomas correspondientes, ya que comparto que todos tenemos derecho a hablar en cualquiera de los idiomas de este país.

Desde luego hay muchos ejemplos de mala educación cuando se llama a los teléfonos de atención al cliente, pero creo que éste del idioma es uno de los que mejor lo refleja.
Comentarios (1) - Categoría: Telemárketing - Publicado o 05-02-2008 12:35
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
1 Comentario(s)
1 interesante historia sobre es#blgtk08#ta profesión tan futurista .
Comentario por Esmeralda Lopez (27-08-2015 23:01)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0