Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

NO SABES QUÉ ES LA CRISIS
Seguro que, como todo el mundo, tú también has hablado de la crisis en alguna ocasión. Seguro que has dicho que está todo fatal, que el paro está muy alto, el consumo bajo, que los recortes siempre afectan a los más débiles, etc etc. Seguro que, incluso, le has dicho a algún amigo en paro que lo sientes mucho, que si necesita algo y todas esas cosas. Pero déjame decirte algo: si no estás sufriendo la crisis en propias carnes ¡no tienes ni idea de lo que estás hablando! Porque, verás, sufrir la crisis no es que te quiten una paga extra, que te suban el IVA, que te rebajen el sueldo, ni siquiera que te echen del trabajo. Si te ha pasado algo de esto (a mí me ha pasado todo, menos lo de la paga extra) puedes decir que la crisis te ha tocado a ti también, pero sufrirla? eso viene después, y es lo peor y en lo que nadie piensa. Los que realmente estamos SUFRIENDO la crisis nos sentimos solos, incomprendidos.

Sufrir la crisis es llegar a tu casa y decirle a tu pareja ?me han echado? y ver cómo se derrumba en una silla y mirándote entre lágrimas te pregunta ?y ahora, ¿qué vamos a hacer?? y sentarte a su lado sin una respuesta.

Sufrir la crisis es tener que meter en cajas todas tus ilusiones y un futuro que creías estable. Es llorar en mitad de un salón vacío, de un piso vacío que ya no puedes pagar, mientras ves cómo el camión de la mudanza se lo lleva todo. Es mirar por última vez tu hogar antes de cerrar definitivamente la puerta sabiendo que no vas a volver.

Sufrir la crisis es sacarle fotos a tu coche, o a tu moto, o a tu colección de aeromodelismo, o a cualquier otra preciada posesión que tanto ahorro y esfuerzo te costó conseguir, para poner anuncios de ?se vende?. Es llorar cuando un desconocido te dice que lo compra, y es aguantar el llanto cuando le entregas tus tesoros. No hay consuelo, no quieres escuchar ?no te preocupes, ya verás como dentro de nada te compras otra moto nueva?. No quieres otra nueva, lo que quieres es no tener que vender la que ya tienes. Pero nadie lo entiende.

Sufrir la crisis es bajar al supermercado ?cada vez con menos frecuencia y dinero- y darte cuenta de que cuando ibas a coger el pan de molde de siempre has tenido que rectificar para coger el de marca blanca; y así con los únicos productos que todavía te puedes permitir, porque los pequeños placeres, aunque baratos, ya no están a tu alcance, ni siquiera de marca blanca.

Sufrir la crisis es dejar de oír el sonido del teléfono porque tus ?amigos? han dejado de llamarte. No tienes dinero para la cerveza del sábado, ni para la gasolina de la moto, ni para otros momentos de ocio. Así que después de decirte que tu situación es una putada no vuelven a contar contigo porque no entienden que no tengas ni para un refresco alguna vez. La soledad empieza a ser tu compañera de viaje. También la incomprensión.

Sufrir la crisis es llevar a tu marido al aeropuerto porque se va a trabajar al extranjero y tendréis que vivir separados durante mucho tiempo, es despedirte de él llorando sin consuelo, es ver cómo vuestros hijos le abrazan queriendo alargar el momento. Es volver a casa conduciendo con los ojos llenos de lágrimas sin poder apenas respirar por la angustia que te aprieta el pecho, es tener que calmar los llantos de tus hijos que quieren que su padre esté en casa con ellos. Al día siguiente te levantas con esa misma angustia y sigues llorando preguntándote cómo es posible que aún te queden lágrimas, pero salen aun cuando intentas pararlas porque te das cuenta de que tienes que hacer tú sola todas esas pequeñas cosas cotidianas que compartíais entre risas. Sólo puedes pensar en que él no está y en que odias a los políticos, a la puta crisis de los cojones y a todos los que no tienen ni puñetera idea de qué narices va esto de la crisis mientras se quejan ?oh, pobrecitos- de que les van a quitar una jodida paga extra. ¿Va a dar su vida un giro tan radical como la tuya? ¿Acaso van a tener que sufrir esta crisis en su día a día como tú la estás sufriendo? Por supuesto, hacía tiempo que el teléfono ya no sonaba y ni siquiera le han llamado para despedirse y desearle buena suerte. Seguramente piensan que emigrar es salir a hacer turismo a la par que trabajas y que, por lo tanto, el apoyo no es necesario.

Podría seguir poniéndote ejemplos, pero no puedo expresar en un artículo tan breve la cantidad de momentos cotidianos que han cambiado en las personas que realmente están sufriendo esta maldita situación y el efecto psicológico que tiene en cada una de ellas. Pero, como te decía al principio, si a pesar de haberte quedado sin trabajo, a pesar de que te han rebajado el sueldo, o a pesar de cualquier otra cosa no has vivido ninguno de estos cambios, es que no estás SUFRIENDO la crisis. Espero que, al menos, después de haber leído esto te des cuenta de que detrás de una mala situación hay unas consecuencias día a día, y que es ahí donde tienen que estar los amigos. No vale con decir ?joder, qué putada que te hayan echado del trabajo? y después añadir ?hace mucho que no sales, alguna cervecita todavía podrás permitirte, ¿no?, que tampoco son tan caras? Pues NO, no puedo, y si no eres capaz de entenderlo, no hay nada más que decir.
Comentarios (6) - Categoría: Política, leyes, y otras mentiras - Publicado o 01-09-2012 14:53
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0