Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

Ráfagas para Blas

Pero vamos a ver, Blas, ¿en serio? Es decir, todos tenemos claro que estar de fiesta te gustaba mucho, pero que lo primero que hagas al llegar al cielo sea agarrar a San Pedro para echar un bailecito? Menos mal que ya te conocían e incluso tenían la música preparada, que el pobre San Pedro se aburre mucho y estaba deseando que llegases. Ha sido un buen comienzo, no esperábamos menos de ti. Eso sí, después del baile y de la gran sonrisa que le has dejado al portero, te han llevado a recoger la que va a ser tu moto ahí arriba. Y digo ?ahí arriba? porque es donde mereces estar y, oye, porque es donde estamos mandando nuestras V?sss y nuestras Ráfagas, y no creo que todos estemos haciéndolo mal.

Has estado muy ocupado en tu primer día ahí, entre reencuentros, motos, cerveza, bailes, tatuajes (porque seguro que ya estás pensando en hacerte otro), y creo que ya lo hacen adrede los que manejan el chiringuito ése, porque así no ves nuestras caras de mala sorpresa al enterarnos de la noticia, nuestra fase de negación, de ?no puede ser, tiene que ser un error?, nuestras lágrimas, tantas lágrimas que no hemos podido ni querido contener. Te han distraído para que no pudieses sentir el gran dolor que todos hemos sentido y que todavía estamos asimilando. Es muy duro para nosotros, Blas, muy duro. Así que mejor sigamos hablando de tu entrada en el paraíso y de todas las sonrisas que vas dejando a tu paso.

No podía faltar la ruta motera, una ruta de altura, para conocer los mejores sitios acompañado por otros hermanos que nos dejaron antes. Porque a nosotros, los que nos quedamos aquí, nos gusta pensar que cuando lleguemos ahí arriba nos estaréis esperando con moto, buen tiempo y las rutas ya preparadas. Hombre, es normal, no vamos a llegar nosotros, los nuevos, y organizarlo todo, ¿no? Eso os toca a vosotros. Así que lo de estar de fiesta está bien, pero no te distraigas. No es que estemos pensando ir, pero ya sabes cómo va esto, qué te voy a contar que tú no sepas, y es que en cualquier momento nos puede tocar a nosotros y no queremos que os pille desprevenidos. Queremos seguir liándola parda.

Pero, Blas, te has ido pronto, demasiado pronto. Sabemos que tú no querías, no te lo estamos reprochando, es sólo que nos va a llevar tiempo hacernos a la idea de que ya no estás. Y no importa si éramos amigos cercanos o si sólo nos veíamos en concentraciones. Algunos de nosotros no te veíamos desde hacía tiempo ya porque la vida nos llevó lejos de todo ese mundo motero que tanto amamos, pero seguíamos hablando de ti con una gran sonrisa recordando tus bailes con las señoras del restaurante ?qué contentas estaban bailando contigo- y tu baño nocturno en la playa, camino del hotel, después de otra Liada Parda, a la que intentabas no faltar. Nos hiciste parar a todos y esperarte para no quedarte solo mientras te quitabas la ropa, te metías en el mar en calzoncillos y te volvías a vestir. ¿Y sabes qué? Que te esperamos porque lo estábamos pasando en grande con tu idea (tranquilo, no voy a publicar esas fotos, que las hay), y las carcajadas merecían la pena.

Escuchando a todo el mundo, creo que lo has hecho bien, Blas. Todos hablamos de tu sonrisa, de los buenos momentos que nos has dejado, de tu alegría contagiosa. ¿Sabes lo que eso significa? Que entendiste perfectamente en qué consiste la vida: en disfrutar y en regalar buenos momentos a los demás. Porque esos momentos son los que van a quedar, los que hablarán de ti mientras nosotros sigamos aquí. Por eso esperamos que estés echando unos bailes ahí arriba, que sigas de ruta, que no faltes a nuestras concentraciones. Nos gustaría que siguieses haciéndolo aquí, pero ya no puede ser. A cambio, prometemos llorar sólo un poco más, permítenos eso, por favor, porque no lo podemos evitar por mucho que lo intentemos. Después, seguiremos sonriendo al pensar en ti, al recordarte. Es lo que mereces, buenos recuerdos y sonrisas, muchas sonrisas.

Quedan muchas cosas por decir, pero cada uno lo dirá por su cuenta. Seguro que ni tú tienes tiempo para leer esto ni la mayoría puede terminarlo, o por pereza o por las lágrimas. Y eso que yo quería escribir algo que sacara sonrisas, en tu honor, pero qué le vamos a hacer. Tal vez todavía no es el momento. Por hoy lo dejamos aquí, que no te quiero entretener con estas cosas mundanas de penas y despedidas. Que siga la fiesta, por ti, para ti. Ha sido un gran placer conocerte.

V?sss y Ráfagas, compañero, hermano. Sigue disfrutando allá donde estés.

(autor de la foto: Carlos F. Gómez Llavero, Os Ártabros)
Comentarios (0) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 14-06-2016 01:07
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0