Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

MITINES NO, GRACIAS
Esto de las campañas electorales es bastante cansino. No sólo para los políticos, que tienen que dedicarse a salir de sus despachos y visitar la vida real hablando con la gente de la calle, si no también para esa gente de la calle. Es que a pesar de la cantidad de elecciones a las que hemos asistido, todavía no nos acostumbramos a que los políticos nos presten tanta atención, que escuchen nuestra opinión (otra cosa es que después nos hagan caso), que visiten nuestro barrio? En fin, que se nos hace raro que haya personas detrás de unas siglas políticas. No quiero con esto desmerecer la labor de algunos políticos, que los hay y buenos, pero reconozcamos que no todos los que viven de la política pueden llamarse a sí mismos ?políticos?. Seguro que a todos se nos viene rápido a la mente el nombre de alguno de esos advenedizos que están ahí para chupar del bote, como se suele decir, pero también deberíamos reconocer la labor de otros ?normalmente los del escalafón más bajo, como en todo- que están en lo que están por pura convicción y porque realmente creen que las cosas se pueden cambiar y quieren cambiarlas. Para todos esos, mi aplauso y ánimo, sean del partido que sean.

Pero sigamos con las campañas electorales, concretamente con los mítines. ¿Sirven para algo más que gastar dinero? En mi opinión, no. Un mítin es una de las cosas más inútiles que hay en política y, como siempre, voy a argumentar lo que digo.

Para organizar un mítin, por pequeño que sea, necesitas un local. Puede que el partido que manda no tenga que pagar alquiler pero supongo que el resto sí. Además, tienes que gastar en cartelería, banderitas, pancartas, megafonía, personal, autobuses, catering, traslados de los que van a participar con sus discursos y sus compis (que no lo pagan de su bolsillo)? En fin, una pasta gansa que te vas a gastar para nada. ¿Para nada? Eso he dicho, y lo mantengo. Sabemos que los políticos sueltan sus discursos con muchas ganas y con una entonación y unas formas aprendidas para arrancar los aplausos en el momento oportuno. A veces les pierde la emoción del momento y se les va la boca pero no importa, el aplauso no faltará. El problema es que esos discursos no dicen mucho de lo que van a hacer, si no más bien de lo que han hecho (tan sólo de lo bueno, los errores no existen y por lo tanto no se reconocen) y también de lo que ha hecho la competencia (tan sólo de lo malo, los aciertos no existen y por lo tanto no se reconocen). Es decir, que tanta palabrería en un mítin no me ayuda mucho a decidirme a quién votar y, sobre todo, a quién no votar ya que su programa electoral se basa en criticar a los demás, recordarme lo que ellos creen que han hecho bien, obviar por completo lo que han hecho mal, decir de pasada algunas de sus propuestas nuevas y no explicar cómo corregir sus errores. Lo que te dije, como votante indecisa un mítin no me ayuda nada.

Claro que aunque en estos eventos los protagonistas son siempre los que suben al atril para rajar, creo que son más importantes las personas que acuden a verles y aplaudirles. Porque lo que realmente hace inútil un mítin es precisamente la masa humana que acude a él. La gente que acude a esas macroreuniones es gente que ya está convencida de que cualquier cosa que diga el líder político de turno es buena, verdadera y merece su tiempo y sus aplausos. Que digo yo, ¿a qué van, si todo lo que les digan les va a parecer bien y ya tienen claro a quién van a votar? Porque un votante de IU ?por decir uno- no va ni por casualidad a un mítin del PP. Sin embargo, yo creo que son precisamente los que deberían ir. Bueno, es más, creo que dada la situación política actual, en la que los que viven de eso ya no se molestan en disimular sus chanchullos, NADIE debería ir a los mítines para demostrarles nuestro malestar. Me sorprende que se sigan llenando los estadios para escuchar a cualquier partido político, a cualquiera.

Déjame que te cuente un par de incidentes que demuestran que cuando nos convertimos en una masa dejamos de ser personas racionales. Recuerdo un mítin de hace ya muchos muchos años en el País Vasco, mi tierra. El candidato subió al atril y comenzó a hablar en euskera con ese énfasis que ellos saben poner. La multitud comenzó a aplaudir (bravoooo, goraaaa) y el candidato les dijo: ?¿por qué me aplaudís si no habéis entendido ni una palabra de lo que he dicho??. Tenía toda la razón, y me da la razón a mí. La gente aplaude porque si, porque va predispuesta a creerse todo lo que le diga cualquiera que sea del mismo partido político que ellos, aunque hablen en chino.

Otro ejemplo mucho más reciente, de hace unos días, lo hemos visto en el mítin del PSOE con Zapatero aferrado al microfóno, y a su sillón presidencial. Yo no sé si es que se le fue la pinza ?otra vez- y sus cuerdas vocales hacían caso omiso al cerebro, o si estaba comprobando mi teoría. Da igual, a mí me viene bien para seguir argumentando la inutilidad de los mítines. El caso es que a ese señor de traje se le ocurrió decir con actitud muy convencida que mienten los que dicen que él ha hecho recortes y que el bienestar social haya retrocedido. Vale, otro político metiendo la pata en un mítin, ha salido en todos los telediarios y programas varios. Pero nadie ha hablado de la gente que estaba allí, de todas esas personas que aplaudieron esas palabras. Porque vale que el presi se equivoque ?o mienta-, pero otra cosa es aplaudirle. ¿Cómo pudieron aplaudir semejante burrada? Por favor, que alguien entreviste a algunos de aquellos asistentes y que les pregunten qué les pasó por la cabeza para agitar las banderitas en señal de apoyo y convencimiento de que lo que acababan de escuchar era cierto. ZP me llama bellaca ?a mí, a ellos, a sí mismo y al 100% de los españoles y parte del extranjero- y va la multitud ¡y le jalea!. Eso sí que es increíble. Eso es lo que debería ser noticia y no que un político mienta, sobre todo si es el de siempre. Si los que acudieron fuesen votantes no convencidos, o afiliados a otros partidos políticos, éso no habría pasado. Ante semejante barbaridad oral los asistentes no habrían aplaudido y ZP se habría quedado a cuadros.

Por eso no quiero más mítines. Que se gasten ese dinero en cosas más importantes como promocionar bares moteros, bajar considerablemente el precio de las motos, poner pantallas gigantes en las plazas para ver todos juntos las carreras de motogp? Bueno, y en otros asuntos sociales, que no todo es moto en esta vida. Como te digo siempre, intenta ser objetivo, piensa por ti mismo, analiza las cosas con tus propios criterios y no los de tu partido político, escucha a los otros porque ?aunque parezca increíble- a veces tienen razón.
Comentarios (3) - Categoría: Política, leyes, y otras mentiras - Publicado o 14-05-2011 13:20
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0