Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

¡CUIDADO CON LOS 905!
En los años que llevo trabajando como teleoperadora he visto varias estafas en las que se ha visto implicada Telefónica. Pero no me entiendas mal, no han sido estafas que haya hecho Telefónica; eran otras empresas pero que utilizaron o bien el nombre o bien los servicios de Telefónica para timar a un montón de gente.

Un ejemplo que sucedió hace unos años estuvo relacionado con los 906. Una empresa contrataba estas líneas, después sus teleoperadores llamaban a la gente a casa y les decían que habían recibido un paquete y que para más información debían llamar al ?noventa-sesenta y...?. O sea, que en lugar de decir ?llame al 906? lo decían de otra manera para que el cliente picase. Y picaba. La excusa no siempre era lo del paquete, pero fue la más utilizada. Cuando llamabas te daban largas haciéndote esperar hasta que se agotaba el tiempo de llamada. Esta estafa salió en los telediarios, quizás la recuerdes. Ante la cantidad de reclamaciones que se generaron, Telefónica optó por dar la posibilidad de bloquear esas llamadas -cosa que aún se puede solicitar gratuitamente- y empezaron a aparecer desglosados los importes de esas líneas -que también se sigue haciendo- y devolvia parte del coste de la llamada.

Creo que es justo romper una lanza a favor de Telefónica en este caso. No entiendo que los clientes reclamaran el dinero de la llamada. A ver, si reconoces haber llamado, si Telefónica no te obligó a llamar ni te manipuló la línea, ¿por qué le reclamas el dinero? Pues aún sin ser culpa de esa empresa, devolvía parte del coste de llamada (tampoco iba a devolverlo todo, que no tenía por qué).

Después de esta ?breve? introducción vamos ahora los nºs 905. ¿Son otra estafa? Pues no lo se, pero voy a contarte lo que veo cada día, a ver si entre todos llegamos a una conclusión. Lo que si te puedo decir es que NO llames a estos nºs, por si acaso, nunca, ni una sola vez.

Los 905 son los nºs que se utilizan para los concursos. Tienen un coste fijo y único por llamada y un tiempo límite de 3 minutos. Es decir, que da igual si estás 20 segundos que 3 minutos, te aparecerán en factura 0,95? por cada llamada (sin IVA). Todos los programas usan este tipo de líneas: gran hermano, supervivientes, AR, SLQH... incluso ahora que ¡al fin! ha empezado el mundial de motos han puesto también un 905 para un sorteo. ¡No llames! Manda el mensaje pero no llames (te voy a repetir esto hasta que se te quede grabado).

Hasta aquí todo bien. Entonces ¿por qué me preocupo en contarte todo esto? Pues porque cuando te llegue la factura se te puede salir el corazón por cualquier agujero disponible. Verás, el caso es que no sé qué narices está pasando con esos nºs, pero tú llamas una vez y en la factura te aparecen 20 llamadas. Bueno, eso con suerte porque he visto bastantes facturas de ¡700?! y más sólo en ese tipo de llamadas. Si, ya se que hay gente que llama mucho, pero mucho mucho, a esos concursos. No les importa gastar con tal de salvar-expulsar a un concursante, así somos. Pero normalmente esos no son los clientes que reclaman (sólo faltaba, aunque hay de todo). Por ejemplo, mi madre llamo 3 veces a un 905 -yo aún no le había dicho nada- y en la factura aparecieron 10 llamadas. Tuvo suerte pues al ser un importe pequeño se lo devolvieron sin más. Pero cuando son cantidades grandes... olvídate. Todas las reclamaciones se cierran diciendo que no hay incidencias y no se devuelve el dinero. El siguiente paso es la OCU.

Por mi experiencia de años aquí, ya se que los clientes mienten más que hablan, pero en este caso de los 905 no es muy difícil darse cuenta de cuándo un cliente te dice la verdad y son demasiadas las facturas con este problema. Aparecen las llamadas muy muy seguidas y durante horas y días, incluso de madrugada. Es como si la llamada que tú haces quedase ?enganchada? y la línea rellamase y rellamase sola. Si el cliente las hiciese, según el horario de las llamadas ni dormiría, ya que vemos que empiezan por ejemplo a las 9 de la mañana y terminan a las 5 de la madrugada del día siguiente. Y así puede ser durante días. ¿Crees que una persona de 80 años cuyas facturas se mantienen en unos 40? cada dos meses se dedica a llamar así, y de repente? Es decir, durante dos o tres días le da la locura, llama llama y llama a los 905 y después para y no vuelve a llamar. No tiene ningún sentido, ¿no?

Al principio no sabía si creer al cliente o no, pero de todas formas pasaba la reclamación. Después ya vimos que todos los días había más de un caso y eso no era normal. Lo que si suele coincidir es que esos clientes han llamado al menos una vez a un 905. A lo que voy, que por varios motivos nosotras pensamos que algo raro está pasando con esos nºs. ¡No llames! Aunque hay de todo, pues algunas compañeras siguen diciendo que hoy en día la gente llama mucho y que no quiere reconocerlo y que todas esas facturas están correctas. Bueno, diversidad de opiniones. Lo malo es que ni siquiera quieren hacerte la reclamación.

No te puedo decir si el problema está en Telefónica o en las empresas que contratan esas líneas. Tampoco se si esto pasa sólo cuando llamas desde líneas de Telefónica o también desde otras compañías (R, Ono, Tele2...). Por eso no hablo ni de fraude ni de timo ni nada parecido, y tampoco acuso ni a Telefónica ni a los programas que contratan esas líneas, no vaya a meterme en un lío por acusar sin pruebas. Lo que veo es que en otros casos, Telefónica actuó rápido para atajar el problema y ahora no está haciendo nada, ni devuelve el importe, ni viene en factura desglosado en dos partes como los 906, ni se pueden bloquear los 905... Nada. Sólo te vuelvo a decir que, por si acaso ¡no llames!

¿Por qué no sale en los telediarios como salieron en su día las estafas de los 906 y el famoso paquete? Aunque me consta que no reclamamos todo lo que deberíamos -así es España-, me parece importante sacar esto a la luz y que todo el mundo lo sepa. Quizás haya que mandar correos a Ana Rosa Quintana, a Patricia Conde y a muchos otros indicándoles lo que está pasando para que quiten esos nºs de sus programas, pero ya sabemos que no lo harán (seguramente ni siquiera dependa de ellas). Y teniendo en cuenta que esos programas sacan mucho dinero de los 905 dudo mucho que se quieran hacer eco de este problema, así que ni siquiera darán la noticia.

Díselo a todo el mundo:¡NO LLAMES A LOS 905!
Comentarios (4) - Categoría: Telemárketing - Publicado o 16-03-2008 14:02
# Ligazón permanente a este artigo
TELE-CHACHA, ¿DÍGAME?
Vale que el telemárketing funciona mal (al menos en lo que a telefonía se refiere), que algunos teleoperadores son pa'echarles de comer aparte (o para comérselos a ellos), que las empresas consienten los engaños a los clientes... Pero de ahí a echarle la culpa de todos tus males... pues no. Muchos clientes también se las traen y los hay que llaman para gritar y descargar sus frustraciones -como habéis dicho en algún comentario- pero no para escuchar. Otro motivo no encuentro para muchas de las llamadas de clientes cabezotas. Bueno, si, pero por educación me las callo; sólo diré que tienen que ver con el sexo, o más bien con la falta de él. Hala, ya lo he dicho. El caso es que hay gente que piensa que la teleoperadora es su secretaria personal y que tiene que solucionarle todos los problemas. Partiendo de esto, una negativa no es aceptada por el cliente por mucho que se le explique, y mira que tenemos que echar mano de situaciones comparativas. Pero cuando el cliente está de ?no? pues no hay nada que hacer. Como niños, oye. Antes de contarte la llamada que atendí de un cliente que me tomó por su secretaria y a la empresa como la única culpable, te voy a poner en antecedentes con una de esas situaciones comparativas.

Supongamos que vas a una tienda a comprar un televisor. Al pagar te entregan el ticket de compra, lo guardas y te vas a casa con la ilusión de estrenar la tele pensando qué bien vas a ver ahora a Pedrosa tumbando en las curvas (es que es un televisor inteligente, no tiene fútbol, je je). Todos sabemos, o deberíamos saber, que hoy en día cualquier aparato que compremos tiene una garantía de dos años y que podemos hacer uso de ella tan sólo presentando el ticket o factura de compra, por eso es importante guardarlo. Pero al cabo de unos meses te pones a hacer limpieza de papeles y sin darte cuenta tiras el ticket de la tele. Te das cuenta un año después, que se estropea y te vuelves loco buscando el dichoso pero importante papelito. Vas a la tienda donde la compraste pero no te dan una copia. Resignado, y cabreado contigo mismo por torpe, vuelves a casa haciéndote a la idea de tener que pagar la reparación. Por el camino entras en un cadena 100 y te compras una carpeta a la que titularás ?la carpeta de las cosas importantes? con la firme intención de guardar en ella todos los papeles y papelillos que lo merezcan.

Hasta aquí la situación. Nunca me he visto en ese caso pero creo -corrígeme si me equivoco- que las tiendas no te dan una copia de la factura. De todas formas, para lo que te voy a contar no es relevante ya que nosostros si que las facilitamos. Aún así, el cliente se enfadó igual. Ya te lo he dicho, los hay que llaman para discutir y no para escuchar, y ante eso no hay nada nadita que hacer, ni solución que les convenzca. Señor, dame paciencia.

- Comercial, buenos días.
- Buenos días. Se me ha estropeado el router. Esta tarde viene el servicio técnico a recogerlo pero me han dicho que les tengo que entregar un comprobante de compra para que vean que está en garantía. A mí no me dieron ningún comprobante cuando lo compré.
- Dígame su nº de tfno y le indico cómo conseguirlo... Vale, efectivamente está en garantía. Lo compró en abril del pasado año así que debería estar reflejado en la factura de... aquí está. Lo tiene en la factura de mayo.
- ¿Y no lo pueden comprobar ellos? Llámeles y dígaselo -aquí empieza ya el tono prepotente-chulesco y la actitud de ?nopiensohacernadaporsolucionarmiproblema? que seguirá en toda la conversación.
- Nosotros no podemos llamar. Si le han pedido la factura será porque ellos no tienen los datos de compra.
- Le he dicho que no tengo la factura -recuerda leer las frases del cliente con tono arrogante.
- Le estoy indicando en cuál está la compra del router
- Mira, yo no me dedico a coleccionar facturas. Las tiro, así que no la tengo.
- A ver, nadie le pide que las coleccione, tan sólo que guarde las que tengan algún concepto de compra. De todas formas... (me interrumpe) intento decirle que de todas formas no hay problema ya que puede conseguir un duplicado.
- ¡Pues mándelo ya!
- Yo lo puedo mandar pero tardará unos días pues va por correo...
- ¡Le he dicho que lo necesito esta tarde! ¿Es que no se entera?
- Déjeme terminar de hablar. También lo puede conseguir en nuestra web.
- ¿Pero no entiende lo que le digo? Que se me ha estropeado el router así que no tengo internet.
- Ya, verá -aquí ya empieza a fastidiarme- es que internet no se ha acabado porque usted no tenga router, ¿sabe? Existe internet más allá de su casa. Por ejemplo en la de un amigo.
- ¿Y por qué tengo que estar molestando a los demás?
- (pues por lo mismo que me molestas a mí y no te conozco) Pues vaya a la biblioteca. Ya no le mando a un cíber para que no tenga que pagar. Vaya a la biblioteca, aproveche para hacer vida social...
- No tengo por qué ir a ningún sitio.
- Bueno, usted tiró las facturas porque no las quiere coleccionar y yo le indico cómo conseguir un duplicado para solucionar SU problema.
- No me está dando ninguna solución. Y encima dice que es culpa mía.
- Yo no he dicho eso (aunque de quién es la culpa, si no). Mire, si usted no quiere solucionar SU problema no tengo nada más que decir.
- Lo tendrán que solucionar ustedes.
- No, nosotros no hemos tirado las facturas, pero le decimos cómo conseguir otra y no quiere hacerlo. Comprenderá que si usted mismo no tiene interés en solucionar SU problema, menos interés tengo yo que no es MI problema. No voy a ir a su casa a llevar la copia...

Para qué seguir. Estarás de acuerdo conmigo en que en esta ocasión el cliente no tiene nada de razón. No llamaba para solucionar un problema que era de él y provocado por él. Llamaba para discutir con la idea de que somos sus criados. Hay demasiados clientes que llaman para que nosotros les solucionemos la vida sin que tengan que mover el culo. Pues no es así, nosotros estamos aquí para dar la información y tramitar/reclamar lo que proceda. Pero si a tí no te preocupan tus facturas (por poner un ejemplo) menos me van a preocupar a mi que bastante tengo con las mías.

Hala, hasta aquí por hoy. Se despide tele-chacha, ja ja ja.
Comentarios (3) - Categoría: Telemárketing - Publicado o 03-03-2008 17:02
# Ligazón permanente a este artigo
YO NO SOY ASÍ
Este es el mensaje que últimamente más he visto en cualquier foro y blog de motos desde que salió el reportaje de ?Callejeros? en Cuatro hablando precisamente de eso, de motos. Todo lo que he leído hasta ahora ha sido en contra del programa, pero después de haberlo visto y haber sacado mis propias conclusiones voy a dar mi opinión que, aunque no difiere del resto, también da un voto de confianza a ?Callejeros?. Antes de empezar a opinar diré, para quien no lo haya visto, que mostraron distintos aspectos del mundo de la moto: motoclubs, free-style, customización, circuito, concentraciones? pero también salieron unas pandillas haciendo cabriolas, unas en un parking de manera ilegal (lo cual no condeno) y otras en plena carretera, que es lo que ha desencadenado las iras de los moteros.

He elegido el título ?yo no soy así? porque al igual que los demás yo también quiero que quede claro que no soy como los tarados que salían en el reportaje haciendo el cafre con las motos en la vía pública. Y no sólo yo. Ningún motero es así. No voy a decir que seamos unos santos y que jamás nos saltemos las normas. Ni siquiera tú, que conduces un coche, respetas todo al 100%, así que por qué exigírselo a una moto. Con lo que no podemos estar de acuerdo, y es lo que denunciamos, es con esos descerebrados que después de hacer el burro con las motos en un campo (que es donde no molestan) se van a la carretera para ampliar su radio de acción. A mí personalmente no me parecieron mal las imágenes que salieron de distintos grupos que se reunían en un lugar apartado y sin tránsito ?incluso en un circuito- para hacer cabriolas y juegos malabares con las motos. Yo vivo la moto de otra manera pero allá cada uno siempre y cuando no moleste a los demás. Lo de ir a la carretera sin casco, haciendo carreras entre ellos, caballitos, con la única y estúpida justificación de que lo hacen por el riesgo? eso no puedo aceptarlo. Si quieren riesgos que metan las pelotas en una pecera llena de pirañas, a ver si eso les sube la adrenalina.

Y es en este punto en el que todo el colectivo motero gritamos con fuerza YO NO SOY ASÍ. No queremos que se nos identifique con esa panda de tarados que se juegan la vida de los demás, que nos dan una imagen de irresponsables y temerarios que no nos merecemos ni queremos, que nos quitan toda la credibilidad a la hora de protestar por nuestra seguridad en carretera, que no saben lo que es disfrutar de la moto y que por lo tanto no son moteros? Es decir, que no nos representan. Que no, que nosotros no somos así. Lo puedo decir más alto pero no más claro.

Pero el título ?yo no soy así? tiene, en este caso, una doble lectura. Con él quiero expresar no sólo que no soy una loca sobre dos ruedas, si no que no soy como Pere Navarro. Es decir, no soy de las que ven sólo lo malo de las motos aunque todo el mundo ha caído en ese error con el reportaje. Y ahora es cuando quiero romper una lanza a favor de ?Callejeros?. En mi opinión, se limitaron a mostrarnos distintos grupos que tenían la moto como punto en común y su manera de disfrutarla. Y me duele tener que reconocerlo, pero los impresentables también existen, nos guste o no, y creo que lo que ha hecho ?Callejeros? ha sido mostrarnos todo, lo bueno y lo malo y, queramos o no, esa es la realidad: moteros y tarados en moto.

A mí también me habría encantado que el programa tratase únicamente de lo maravillosos que somos los moteros, de lo bonito que es hacer una ruta en moto sin prisas, de la cantidad de amigos que te proporciona, del espíritu motero, de lo peligrosa que es la carretera y su verdugo el guardarraíl? Y de muchas otras cosas positivas, que las hay. Pero resulta que el reportaje no hablaba de moteros sino de motos, y esa es una diferencia muy muy grande pues todos sabemos que no es lo mismo ser motero que andar en moto. Y desgraciadamente, en moto anda cualquiera y no podemos evitarlo. Es la cruz con la que tenemos que cargar los moteros.

Pero como he dicho, yo no soy así. No he visto sólo lo malo y por eso quiero desde aquí que dejemos de comportarnos como Pere Navarro y hablemos de lo bueno que nos enseñó el reportaje. Porque hasta ahora nadie ha hablado de las obras de arte customizadas que vimos, ni de lo bien que te lo pasas en una concentración, o de lo que se esfuerzan los chavales que practican free-style, ni siquiera se ha hablado de los compañeros que salieron contando su nefasta experiencia contra el put? puñetero guardarrail. Y qué decir de esos padres que perdieron a su hijo en un accidente de moto. Cada día se repite esa situación y es lo que debemos remarcar. Creo que se merecen más páginas que los otros irresponsables. Y de todo eso es de lo que deberíamos estar hablando, de todo lo bueno que salió y realzarlo, pues al hablar sólo de lo malo nosotros mismos estamos empañando el resto de las imágenes y haciendo que la gente se fije sólo en los tarados, justo al estilo de Pere Navarro. Pero yo no soy así y por eso he querido dejar claro que en el reportaje salían muchas cosas buenas y quiero que la gente se fije en ellas. En nuestras manos está que eso sea así.
Comentarios (3) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 01-03-2008 22:01
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0