Pensamientos en voz alta


Porque todavía puedo opinar libremente
Leer este blog es gratis excepto si eres de la SGAE que tendrás que pagarme un canon por mis derechos de autor/propiedad intelectual, así yo también podré vivir de esto, como vuestros artistas, y no tendré que buscar trabajo.

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

Ráfagas para Blas

Pero vamos a ver, Blas, ¿en serio? Es decir, todos tenemos claro que estar de fiesta te gustaba mucho, pero que lo primero que hagas al llegar al cielo sea agarrar a San Pedro para echar un bailecito? Menos mal que ya te conocían e incluso tenían la música preparada, que el pobre San Pedro se aburre mucho y estaba deseando que llegases. Ha sido un buen comienzo, no esperábamos menos de ti. Eso sí, después del baile y de la gran sonrisa que le has dejado al portero, te han llevado a recoger la que va a ser tu moto ahí arriba. Y digo ?ahí arriba? porque es donde mereces estar y, oye, porque es donde estamos mandando nuestras V?sss y nuestras Ráfagas, y no creo que todos estemos haciéndolo mal.

Has estado muy ocupado en tu primer día ahí, entre reencuentros, motos, cerveza, bailes, tatuajes (porque seguro que ya estás pensando en hacerte otro), y creo que ya lo hacen adrede los que manejan el chiringuito ése, porque así no ves nuestras caras de mala sorpresa al enterarnos de la noticia, nuestra fase de negación, de ?no puede ser, tiene que ser un error?, nuestras lágrimas, tantas lágrimas que no hemos podido ni querido contener. Te han distraído para que no pudieses sentir el gran dolor que todos hemos sentido y que todavía estamos asimilando. Es muy duro para nosotros, Blas, muy duro. Así que mejor sigamos hablando de tu entrada en el paraíso y de todas las sonrisas que vas dejando a tu paso.

No podía faltar la ruta motera, una ruta de altura, para conocer los mejores sitios acompañado por otros hermanos que nos dejaron antes. Porque a nosotros, los que nos quedamos aquí, nos gusta pensar que cuando lleguemos ahí arriba nos estaréis esperando con moto, buen tiempo y las rutas ya preparadas. Hombre, es normal, no vamos a llegar nosotros, los nuevos, y organizarlo todo, ¿no? Eso os toca a vosotros. Así que lo de estar de fiesta está bien, pero no te distraigas. No es que estemos pensando ir, pero ya sabes cómo va esto, qué te voy a contar que tú no sepas, y es que en cualquier momento nos puede tocar a nosotros y no queremos que os pille desprevenidos. Queremos seguir liándola parda.

Pero, Blas, te has ido pronto, demasiado pronto. Sabemos que tú no querías, no te lo estamos reprochando, es sólo que nos va a llevar tiempo hacernos a la idea de que ya no estás. Y no importa si éramos amigos cercanos o si sólo nos veíamos en concentraciones. Algunos de nosotros no te veíamos desde hacía tiempo ya porque la vida nos llevó lejos de todo ese mundo motero que tanto amamos, pero seguíamos hablando de ti con una gran sonrisa recordando tus bailes con las señoras del restaurante ?qué contentas estaban bailando contigo- y tu baño nocturno en la playa, camino del hotel, después de otra Liada Parda, a la que intentabas no faltar. Nos hiciste parar a todos y esperarte para no quedarte solo mientras te quitabas la ropa, te metías en el mar en calzoncillos y te volvías a vestir. ¿Y sabes qué? Que te esperamos porque lo estábamos pasando en grande con tu idea (tranquilo, no voy a publicar esas fotos, que las hay), y las carcajadas merecían la pena.

Escuchando a todo el mundo, creo que lo has hecho bien, Blas. Todos hablamos de tu sonrisa, de los buenos momentos que nos has dejado, de tu alegría contagiosa. ¿Sabes lo que eso significa? Que entendiste perfectamente en qué consiste la vida: en disfrutar y en regalar buenos momentos a los demás. Porque esos momentos son los que van a quedar, los que hablarán de ti mientras nosotros sigamos aquí. Por eso esperamos que estés echando unos bailes ahí arriba, que sigas de ruta, que no faltes a nuestras concentraciones. Nos gustaría que siguieses haciéndolo aquí, pero ya no puede ser. A cambio, prometemos llorar sólo un poco más, permítenos eso, por favor, porque no lo podemos evitar por mucho que lo intentemos. Después, seguiremos sonriendo al pensar en ti, al recordarte. Es lo que mereces, buenos recuerdos y sonrisas, muchas sonrisas.

Quedan muchas cosas por decir, pero cada uno lo dirá por su cuenta. Seguro que ni tú tienes tiempo para leer esto ni la mayoría puede terminarlo, o por pereza o por las lágrimas. Y eso que yo quería escribir algo que sacara sonrisas, en tu honor, pero qué le vamos a hacer. Tal vez todavía no es el momento. Por hoy lo dejamos aquí, que no te quiero entretener con estas cosas mundanas de penas y despedidas. Que siga la fiesta, por ti, para ti. Ha sido un gran placer conocerte.

V?sss y Ráfagas, compañero, hermano. Sigue disfrutando allá donde estés.

(autor de la foto: Carlos F. Gómez Llavero, Os Ártabros)
Comentarios (0) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 14-06-2016 01:07
# Ligazón permanente a este artigo
CONTRA MOVISTAR TV
POR UN MUNDIAL DE MOTOGP GRATUITO
¿TE ATREVES A PROTESTAR? CORRECTAMENTE?

Dentro de poco empieza la temporada del mundial de MotoGP, pero con cambios. Tele5 va a retransmitir todas las carreras EN ABIERTO (9 en directo y 10 en diferido) mientras que Movistar las retransmitirá todas en directo además de habilitar otros canales dedicados al mundo de las motos. Sería una buena noticia si no fuese porque tienes que pagar para disfrutar de todo ese despliegue.

Los miles de aficionados a las carreras del mundial están mostrando su descontento ante tal circo que, en su/nuestra opinión, está estropeando ese deporte. Entiendo que necesitan dinero, pero no a mi costa.

Se ha organizado una marcha motera para protestar por dicha decisión de ?si pagas las ves en directo?, lo cual está bien porque a todo lo que sea ir en moto yo me apunto, pero no creo que vaya a servir absolutamente para nada. Después de tantos años de cientos de manifestaciones anuales en España me ha quedado muy claro que es una forma de protesta inútil. Hay que conocer el punto débil de tu enemigo y, en este caso, no es difícil: el dinero. Pues ahí es donde hay que atacar. Eso sí, requiere ?sacrificio? por tu parte, ¿estás dispuesto a luchar de verdad por lo que quieres?

Para empezar, está claro que los que no están abonados al antes llamado Imagenio no deberán abonarse por muy tentador que sea, a no ser que les ofrezcan algunos meses gratis y durante ese tiempo pues a disfrutar de lo que se pueda, siempre y cuando la oferta no exija permanencia. Hasta aquí no es muy difícil, sobre todo para los que no se pueden permitir aumentar sus gastos mensuales y mucho menos con algo tan superficial. Resultado: Movistar no aumentará sus ingresos.

Pero ¿cómo pueden colaborar los ya abonados? Pues llamando a Movistar para darse de baja del servicio, así de fácil. Si, vale, tienes que renunciar a un capricho en tu vida, porque reconoce que pagar por ver la tele es un capricho, no es una necesidad, pero ¿no crees que merece la pena? Pues claro que si. Resultado: Movistar perderá dinero.

Los dos resultados juntos suponen que la empresa no sólo no va a aumentar sus ganancias (que supongo que cuenta con ello) sino que además va a perder mucho dinero al no recibir todas esas cuotas mensuales que esperaba mantener. Y aquí es donde les duele. Es decir, de esta manera empezamos a hablar su mismo idioma y nos van a entender. ¿Nos harán caso? Pues eso nunca se sabe pero tenemos más posibilidades de que nos escuchen y no con una manifestación.

A lo largo del mes de febrero Movistar debería recibir una masiva entrada de llamadas de clientes que quieren dar de baja el servicio de televisión, y cuando les pregunten por qué solicitan la baja la respuesta tiene que ser ?porque no estoy de acuerdo con que las carreras de motogp sean de pago?. Y por ?masiva entrada?? me refiero a una detrás de otra, cientos, miles (si es que hay tantos moteros pagando a Movistar TV).

Si estás abonado a la tele de Movistar, ¿serás capaz de hacer algo así? Porque puede que tú estés pensando ?bueno, yo ya tengo los canales de pago, me da igual que Tele5 lo ponga en diferido?, pero se trata de luchar juntos, de solidaridad con los demás. Porque hay mucha gente que no se puede permitir pagar, que incluso ha tenido que vender su moto por esta crisis y sólo le queda poder ver las carreras a su debido tiempo en la tele. Ahora es cuando podemos decir ?protestamos porque no es justo que los que más están sufriendo esta crisis no puedan ni siquiera permitirse el pasar un rato agradable delante de la tele?.

Piénsalo bien, colabora, llama a Movistar y date de baja. Si no eres capaz de hacer algo tan sencillo, si no eres capaz de renunciar a un capricho? entonces no me extraña que las cosas realmente importantes no se solucionen. Las manifestaciones NO funcionan, hay que actuar, en todos los aspectos. Este tema puede servir de calentamiento para hacer después algo más importante relacionado directamente con la situación del país.

¡¡Anímate!! No les pagues más. Por un mundial gratuito.
Comentarios (2) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 08-02-2014 15:55
# Ligazón permanente a este artigo
MOTARD PADDOCK.COM
¿No te gustan las motos? ¿No has visitado nunca una tienda motera, ya sea física o en internet? Pues no te pierdas este artículo porque es perfecto para ti. Y si te apasiona el mundo motero también te va a interesar lo que te voy a contar porque nos vamos de compras. Así que si nunca has mostrado el más mínimo interés por las motos, te voy a poner fácil el hecho de encontrar el regalo ideal para esa persona a la que le encantan. Y para los moteros es obvio el por qué les va a gustar el tema de hoy.

Te voy a hablar de una tienda on-line. La dirección es www.motardpaddock.com . Hay dos motivos principales por los que prefiero esta tienda entre tantas de las que hay en internet. El primero es porque encuentro todo lo que necesito, no sólo en ropa y accesorios sino también en regalos, y esto no es nada fácil. El segundo motivo es porque tiene artículos de la marca Alma Motera, marca con diseños exclusivos y productos y camisetas diferentes para un regalo o un auto-regalo ?como ellos mismos dicen-. Alma Motera tiene su propia tienda on-line, pero ?como te he dicho- prefiero como primera opción la de Motard Paddock ya que en una sola tienda encuentro lo de las dos, lo que me ahorra tiempo.

Quiero añadir, y esto también es importante, que la atención al cliente es muy buena y que se esfuerzan en conseguir lo que necesitas, lo que me da más tranquilidad a la hora de la compra, ya que si no veo lo que necesito en su catálogo les puedo consultar y se moverán para dar con lo que quiero.

Así que ya sabes, si tienes que hacer un regalo original, de marca y a buen precio, si quieres tener una camiseta diferente, si necesitas renovar tu equipamiento? visita primero Motard Paddock. No te defraudará. Ya me contarás. V?sss y Ráfagas.
Comentarios (4) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 17-06-2012 11:53
# Ligazón permanente a este artigo
MOTO REJUVENECIDA
Por fin he cambiado los retrovisores a mi moto. Lo iba dejando, dejando... y no por dinero, que ya sabía que no valían mucho, sino más bien por pereza. Pero desde que en la ruta de Muros algún imbécil me estropeó uno de los retrovisores (tuvimos que hacerle una cura de urgencia) he tenido que plantearme seriamente el cambiarlos ya. Y eso he hecho el otro día porque la cura de urgencia empezaba a fallar.

Fui al concesionario con la idea fija de comprar unos retrovisores negros -no más cromados- y rectangulares o con una forma original. Salí de allí con unos retrovisores negros y... redondos. Si, redondos. Finalmente los puse como los que tenía pero sin el cromado. Es que al comparar el tamaño del espejo descubrí que tenía más campo de visión con el redondo que con los otros, y realmente me importaba ese aspecto. Yo pensaba que sería más grande uno rectangular y resultó que no.

Qué bonita está mi moto ahora, ya no parece tan vieja y sólo con un pequeño cambio. También aproveché para ponerle los contrapesos porque me faltaba uno. No tenían manetas en negro, así que eso tendrá que esperar, pero por el momento me conformo. Te pondría una foto del antes y el después, pero todavía no he sacado ninguna. Tal vez para la próxima.

Otro de los cambios será repintar la maleta. Lo de arreglar el depósito, pintar los colectores... lo dejaré seguramente para la primavera ya que eso lleva más tiempo y necesito la moto a diario. Pero ya ves, con una pequeña tontería se puede dar un buen cambio. Lo que haré será preguntar precios de las cosas que quiero hacer para planificar los gastos, que no están los tiempos para caprichos. Teniendo en cuenta que mi moto -recuerda, una Honda CB500- es de esas que duran eternamente, merece la pena invertir en su aspecto físico porque va a estar conmigo muchos muchos años. El aspecto mecánico en esta moto es casi como una leyenda urbana porque apenas necesita pasar por el taller, así que lo que no gasto en resparaciones lo gasto en su "belleza" (la mía no tiene remedio).

A ver si me pongo a limpiarla estos días, que la tengo a la pobre un poco sucia.
Comentarios (3) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 25-10-2010 14:07
# Ligazón permanente a este artigo
LA ITV Y LAS MOTOS
La mayoría de los que vais a leer esto habréis pasado por esa experiencia con coche y no os habréis percatado que no está pensada para motos, a no ser que hayáis estado haciendo cola al lado de una moto y hayáis sido observadores. Pero no os preocupéis porque ?cómo no- ya os explico yo las diferencias. Supongo que todas las instalaciones para ITV serán iguales, pero por si acaso quiero aclarar que hablo de la de Sabón en Coruña.

Cuando llegas, lo primero que haces es aparcar porque normalmente hay sitio, y después vas a pagar a la oficina, donde te darán un cartelón con el tramo horario que previamente habías reservado y que pondrás en el parabrisas de tu coche para que uno de los empleados lo vea y te ponga al fin a la cola. Si es verano tal vez te quedes un ratito fuera del coche para disfrutar de la temperatura, o te meterás en el coche para estar a la sombra. Si es invierno casi seguro que no lo dudarás y estarás sentadito y arropadito dentro de tu vehículo, sobre todo si está lloviendo. Cuando ves al tipo de turno echando un ojo a los cartelones te quedas mirando por si te llaman. Para ponerte a la cola simplemente arrancas y te acercas al portalón correspondiente, sin más problemas. Una vez dentro empiezan las comprobaciones de ellos y los rezos tuyos a todos los santos por muy ateo que seas. Que si ponga usted el intermitente, que si ahora las luces, que si acelere, que si no acelere, ponga las ruedas delanteras aquí ?allá va el coche, pero lo controlas-, ponga ahora las ruedas traseras y frene ?lo mismo, el coche se quiere ir pero no pasa nada-, vaya pa?lante? En fin, un sinvivir. Y ellos con cara de póker, pero tan buena cara de póker que es imposible saber si ya has pringado o si has salido victorioso de tamaña contienda hasta el final final pero final ya de marcharte.

Vale, pues ahora te cuento lo que ocurre si la inspección se la vas a pasar a una moto.

Cuando entras en las instalaciones lo primero que haces aparcar sin importar si hay sitio o no porque cabes en cualquier rincón y después vas a pagar en la oficina, donde te darán un cartelón con el tramo horario que previamente habías reservado y que pondrás en? en? bueno, ya pensarás qué haces con el cartelón, sobre todo si no tienes cúpula. Lo normal es tenerlo en las manos, que pareces el maniquí de un escaparate o una azafata del precio justo (en este caso, del horario justo). Intentas tener una postura natural, digna, pero cuando ves que el empleado de turno va a hacer recuento de cartelones se lo enseñas como si estuvieses en una cita a ciegas para ser el elegido (la elegida, en mi caso). Si es verano te tienes que quedar al lado de tu montura por mucho que sean las 12 del mediodía con el sol cayendo a plomo sobre tu cabeza y tendrás que ?disfrutar? de la temperatura quieras o no. Si es invierno no lo dudarás y estarás, igual que en verano, sentadito ?o de pie- en tu montura no importa si hay cero grados y está lloviendo a mares. Lo más sensato es no quitarse el casco o haber llevado un paraguas plegable. Por que, por si no te has dado cuenta, en los parkings de las ITV?s ¡¡no hay ni un solo sitio cubierto para los vehículos!! Así que mientras todos están protegidos dentro de sus coches, tú estás ahí aguantando cual aguerrida motera las inclemencias del tiempo, que por algo se llaman inclemencias y no sólo clemencias. Cuando ves al tipo de turno echando un ojo a los cartelones te quedas mirando por si te llaman pero con la pose de maniquí enseñando tu horario. Cuando al fin te dicen que pases, tienes que arrancar la moto con el cartelón ¿en los dientes? ¿en la maleta de la moto, si tienes? ¿dentro de la cazadora, si no te la has quitado o de la camiseta si es verano? Y una vez en la cola ya puedes preguntarle a alguno de los empleados que pilles por banda si puedes entregarle el cartelito de las narices, aunque lo preguntarás con más educación y con una amplia sonrisa para que la respuesta sea afirmativa.

Una vez dentro empiezan las comprobaciones de ellos y los rezos tuyos a todos los santos por muy ateo que seas. Que si ponga usted el intermitente, que si ahora las luces, que si acelere, que si no acelere, ponga las ruedas delanteras aquí y frene ?aquí rezas más para no caerte-, ponga ahora las ruedas traseras y frene ?lo mismo, si le llegas de puntillas al suelo, como yo, te ves ya en el suelo porque el respingo de la moto es como el del coche-, frene más, más ?si yo ya freno, pero suavecito, por si acaso-. Después te encierran. Si, puerta delantera y trasera cerradas porque le llega el turno a? ¡el ruido del escape! La pesadilla de todos los moteros porque incluso aunque la moto sea nueva puedes pasarte de decibelios, y a ver qué haces. Vaya pa?lante y espere? que sólo les falta revisarte el casco y el logo de tu motoclub por si no estuviese definido. En fin, un sinvivir. Y ellos con cara de póker, pero tan buena cara de póker que es imposible saber si ya has pringado o si has salido victorioso de tamaña contienda hasta el final final pero final ya de marcharte.

Es la segunda vez que llevo la moto a la ITV y las dos veces he vuelto a casa con una sonrisa enorme. La vez anterior un amable empleado con altura se ofreció a pasar la prueba de los frenos, lo cual agradecí enormemente; pero esta vez tuve que hacerlo yo y de verdad que me veía en el suelo con la moto encima ?que ya son kilos- y el personal partiéndose de risa. Afortunadamente no fue así. Tampoco quise hacer los típicos chistes por si acaso no tienen sentido del humor. Es que la máquina de los decibelios no iba bien y tardaron un ratito probando y probando, que estuve a punto de decirles ?oye, que si no funciona no pasa nada, damos la prueba por buena y ya está, que no me voy a chivar?, pero me callé. Llevaba todo en orden: ruedas nuevecitas, revisión hecha hace apenas 3 semanas, bombilla de hace unos meses... todo perfecto pero ¿y el ruido del tubo de escape? Ni idea, así que el acojone lo llevaba de pasajero igualmente.

Así de duro es ir con una moto a pasar la ITV. A ver si alguien de allí lee esto y ponen al fin unos tejadillos en el parking para que no seamos moteros a la brasa en verano ni sopa de moteros en invierno. Y que a los cartelones dichosos les pongan una gomita o algo así para poder colgarlos del manillar. Que menos mal que yo tengo maleta grande en la moto y allí lo metí para poder ponerme a la cola, pero los demás? Pues eso, lo dicho, que unas pequeñas modificaciones no nos vendrían mal. Hasta dentro de dos años.
Safe Creative #1010037492265
Comentarios (3) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 20-09-2010 18:28
# Ligazón permanente a este artigo
D.E.P. SHOYA TOMIZAWA
No es justo. Con la cantidad de cabrones que hay en el mundo, maltratando mujeres, violando niños, asesinando? y se tiene que morir un chaval de 19 años que ha dedicado su corta vida a trabajar, esforzarse, ser buen compañero y mejor rival. No es justo.

Cuesta asimilar algo así. Te sientas tranquilamente en el sofá para disfrutar de las carreras de motos y saborear nuevas victorias españolas pero, aunque sabes que puede haber caídas, no te imaginas que pueda ocurrir algo tan grave como el caso de Kato, que murió en el año 2003 a causa de un accidente durante la carrera en Suzuka (Japón). En aquella ocasión fue culpa de la falta de seguridad del circuito, que después se cerró hasta que se reformó y se tomaron medidas en todos los circuitos del mundial.

Esta vez ha sido la mala suerte, nada más. Shoya Tomizawa se cayó, y su caída no habría tenido más importancia si justamente detrás de él no viniesen dos motos que no pudieron esquivarle, pasándole por encima. No fue culpa de ellos, aunque les costará recuperarse de algo así, psicológicamente hablando. Mala suerte. Al caerse, tanto Tomizawa como su moto se quedaron en la pista, siguiendo la misma trayectoria iniciada, no se fue hacia los lados, como suele ser habitual, y eso fue lo que provocó que De Angelis y Redding ?que venían a rueda con Shoya a una velocidad de más de 200 kms/hora- no pudiesen hacer nada y cayesen también, arroyándole. Mala, muy mala suerte.

Todos nos quedamos impactados al ver el accidente. De Angelis se levantó y salió por su propio pie, Redding se quedó en el suelo con dolor, y Tomizawa? Le vimos dar vueltas por la pista después de ser arrollado pero confiábamos en que sería algo grave sin más repercusión que un tiempo en el hospital. Su brazo derecho quedó algo levantado y parecía que estaba consciente, pero ya estaba en coma. Las noticias que nos iban comentando no eran nada buenas y cuando dijeron que se debatía entre la vida y la muerte? bueno? creo que todos nos quedamos todavía más impactados.

?Es joven, deportista, fuerte?, pensaba yo, ?podrá salir de ésta?. Pero no fue así. Durante la carrera de MotoGP, mientras Pedrosa se iba en solitario a por la victoria dejando a Lorenzo detrás, nos dieron la noticia: ?hace 15 minutos Shoya Tomizawa ha fallecido?. ¿Qué? ¿Por qué? No es justo, no puede ser, tiene que ser un error. Pero no había error posible. Había muerto, con tan sólo 19 años. No pude evitar llorar. A partir de ahí la carrera dejó de tener importancia. Bien por Pedrosa y Lorenzo, bien por Rossi que otra vez consigue estar en el podium, pero la alegría no era la misma.

Cuando los tres ganadores llegaron radiantes sin saber todavía lo que había sucedido, sus caras cambiaron radicalmente y sus victorias ya no les importaron al enterarse de la noticia. Daba la impresión de que subieron a recoger sus trofeos porque tenían que subir, pero parecía que lo único que querían era marcharse a sus boxes. ¿Cómo celebrar una victoria cuando acaba de morir un compañero, la ?sonrisa del paddock? como le llamaban todos?

Por la noche repitieron las tres carreras, como siempre, y debo decir que fue una sensación extraña ver a Tomizawa en la carrera, que lideró durante algunas vueltas porque era un piloto excelente, sabiendo que eran los últimos instantes de su vida. Cuando iba tercero, Julito Simón le adelantó y fue en ese cuarto puesto en el que sufrió la caída. Buena suerte para Simón, mala suerte para los tres siguientes.

Ahora Shoya Tomizawa estará con Kato y con Abe hablando de motos, de carreras. Serán unos comentaristas de excepción junto con tantos otros buenos pilotos que nos han dejado y harán las delicias de todos los moteros que también han tenido que subir antes de lo previsto y que disfrutarán de la moto sin riesgos.

No, ayer no fue día para alegrarse por los éxitos que nos han brindado otra vez los nuestros. Y yo no puedo dejar de repetir que no es justo, no, no lo es.

Descanse en paz, Shoya Tomizawa. V?ssss y Ráfagas al cielo por ti.

Comentarios (1) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 06-09-2010 12:27
# Ligazón permanente a este artigo
1ª TRASNADA MOTERA, BAÑOS DE MOLGAS
Ruta de las Antorchas (Baños de Molgas, Orense)
El pasado fin de semana estuvimos en la primera Trasnada, esto es, la primera concentración que organizó el motoclub Os Trasnos, en un lugar perdido llamado Baños de Molgas. No podíamos faltar. El protocolo social es importante en este mundo y sería una falta de respeto no haber ido, aunque el motivo real era que nos apetecía pasar un fin de semana motero entre colegas. Así que el sábado por la mañana organizamos los equipajes, fuimos a recoger mi Honda que estrenaba zapatos, mi marido tuvo que hacer un arreglo de última hora en las luces de su BMW, comimos? y al fin arrancamos. Qué difícil es salir de mi casa. No es que nos pongan barreras ni peajes en la puerta, es que entre una maleta, la comida, otra maleta, todo a última hora (en este caso tuvo que ser así)? no doy hecho. Ya sabes, las madres solemos hacer nuestra maleta, la de los hijos pequeños y revisamos las otras. Lo raro es que no se nos olvide algo. Cuando, por fin, me veo ya en mi montura ?o en el coche, depende del viaje- respiro aliviada confiando en no tener que dar media vuelta por algún olvido. En este caso fue mi marido el que olvidó algo: los guantes de la moto, y regresó con las manos echas un desastre.

Repostamos en la gasolinera de al lado de casa y empezamos la ruta. Yo llevo a nuestro hijo de 7 años y mi marido a nuestra hija de 15. Para el niño es su primer viaje en moto y su primera concentración. Ya le avisé de que iba a ser mucho rato en la moto, algo más de 3 horas, y cuando llevábamos unos 30 minutos me dice por el intercomunicador ?mami, tenías razón, este viaje es muy largo?, ?pues aún nos falta mucho?. Pobre, aguantó como un campeón. Hicimos paradas, por supuesto, para ponernos de pie y que la sangre volviese a circular por donde la espalda pierde su nombre y la sensibilidad también después de muchos kms sin parar. Llevar los intercomunicadores fue una muy buena idea, sobre todo a la vuelta, que se dormía y tuve que ir cantando y propiniéndole juegos para mantenerle despierto. Funcionó.

La última parte del viaje no estuvo mal: carreteras secundarias con muchas curvas y árboles a ambos lados, realmente bonitas. Lo que pasa es que a mí lo de las curvas no me gusta mucho todavía ?vaya motera de pacotilla-, así que entre mi marido y yo había un par de curvas de diferencia. Es que él las traza con tiralíneas y aunque yo intento seguirle me resulta imposible, snif.

Cuando al fin llegamos, estaban todos ya preparados para salir hacia la primera ruta organizada. Hicimos nuestra inscripción y decidimos irnos al hotel a descansar, que ya habíamos ruteado bastante. Nos dimos una agradable ducha ?aunque con precaución porque no había cortinas ni mampara ni nada-, nos echamos un rato en las 3 camas individuales y descansamos lo suficiente como para aguantar todo lo que nos quedaba por delante. Por no ir a la ruta nos perdimos la bendición de motos y cascos, y los pinchos de después. Otra vez será.

Cuando terminó el partido pudimos entrar a cenar, que ya había hambre. Además de comida había baile, evento al que los Spekes no se pueden resistir, así que tuvimos una cena muy entretenida. No entiendo esa manía de sentarse en grupos pero así es siempre. Los Artabros nos vamos sentando donde hay sitios libres, sin importarnos si vamos a estar juntos o no; es la mejor manera de hacer vida social, al menos así lo vemos nosotros. Después de la cena hubo ?ruta de las antorchas? (pequeño paseo en moto en recuerdo de los compañeros caídos, a ver si Pere Navarro y Fomento aprenden) en la que no participé por no ponerme el casco, que se me aplastaba el pelo y lo tenía recién lavado. Y después de eso la fiesta en la zona de acampada. Los grupos tocaron muy bien, pero no éramos muchos y parecía que no les hacíamos caso. Se lo hicimos, al menos yo. No podía faltar la queimada, con conjuro y todo ?si es que a lo que recitó Alex se le podía llamar conjuro, jeje-. Antes de acabar la fiesta, nosotros nos volvimos al hotel porque el desayuno tenía prevista una hora indecentemente temprana.

Por la mañana, después del escaso desayuno, nos preparamos para la ruta. Hubo dos paradas con sus abundantes pinchos correspondientes, muy buen clima, muy buen ambiente, como debe ser. De regreso al hotel empezamos a preparar los equipajes antes de bajar a comer. A algunos les dijeron que tenían que dejar la habitación a las 12; a nosotros nos dijeron que no había prisa por dejarla, y fue cierto, así que comimos tranquilos aunque habíamos dejado las maletas ya hechas. En los postres hubo sorteos y regalos. Mi hija fue la ?mano inocente?, tan inocente que sacó su nº pero no los de sus padres. Se llevó un casco. Los demás no nos fuimos con las manos vacías porque había detalles para repartir sin sorteo. Menos mal que teníamos sitio en una de las maletas de la BMW, porque un casco de moto no ocupa poco.

El regreso lo hicimos con otras dos motos, pero el camino que nos indicó un coche? era como para pillarle la matrícula y quemarle. Metros y metros y más metros y todavía más metros eternos de carretera en obras. Y ya sabemos que cuando se hacen obras sólo se piensa en los vehículos de cuatro ruedas, así que de lado a lado era todo gravilla y tierra ?pero montañitas de gravilla-, lo que hacía que bajásemos a segunda e incluso primera algunas veces. No caerse en esas situaciones es para dar gracias a todos los ángeles de la guarda que nos acompañan. Yo iba acojonada, pero no por la posibilidad de acabar en el suelo, sino porque también se caería mi hijo. Al día siguiente todavía me dolían los brazos de toda la tensión que tuve que hacer para sujetar el manillar y mantener el equilibrio. Pobres ruedas nuevas. Pero después de esos tramos realmente largos todo volvió a la normalidad y pudimos llegar sanos y salvos después de alguna parada para refrescar el gaznate, que hacía un calor agobiante.

Resumiendo, un estupendo fin de semana. Nuestra felicitación a Os Trasnos que se lo curraron bien para conseguir que estuviésemos a gusto y que siempre siempre se portan de lujo con nosotros concretamente y con el resto de invitados. El próximo año nos tendréis ahí si nada se tuerce.


Comentarios (5) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 12-07-2010 19:11
# Ligazón permanente a este artigo
YA PASÓ JEREZ
Otro fin de semana con acento andaluz para los moteros del mundo mundial y parte del extranjero. Que empiece la temporada de MotoGP es siempre motivo de alegría para los miles de aficionados a las dos ruedas, pero cuando le toca el turno al circuito de Jerez es algo inexplicable. Por supuesto que los otros circuitos españoles también tienen lo suyo pero éste suele ser el primer circuito español después de tantos meses sin carreras de motos y eso se nota. Además el buen tiempo suele acompañar, por lo que apetece más hacer una ruta hasta allí. Para algunos es una ?rutilla? de punta a punta del país, pero qué es eso pa?un motero, pues na?.

Y no sólo los aficionados españoles sabemos que las carreras en el circuito de Jerez son míticas; los pilotos también lo saben. Son conscientes de que venir a correr a España es especial debido a la gran gran afición motera que tenemos, por eso todos quieren ganar aquí más que en otros circuitos. Eso es bueno para nosotros porque se traduce en carreras de infarto con los pilotos dando el 200% sobre la pista, en especial todo los nuestros.

Este fin de semana, para no ser la excepción, el circuito de Jerez ha retumbado con afición y pilotos. Y no ha sido para menos teniendo en cuenta los resultados: 2 tripletes. Por una parte el triplete de 125 con 3 españoles en el podio, y por otra parte el triplete de las 3 categorías con los españoles en lo más alto. Si, ha sido un buen fin de semana. Y encima ha sido uno de los más tranquilos en lo que a accidentes e incidentes de los aficionados se refiere. Enhorabuena para todos.

Con eso de que coincidió con el día de la madre yo estaba tan absorta con los regalos de mis niños que hasta olvidé que empezaban las carreras. Cuando encendí la tele estaba ya sonando el himno español por la de 125. Qué se le va a hacer, la que más me gusta ver y me la perdí, pero aún me quedaban dos.

En cuanto mis hijos me vieron delante de la tele y con las motos pasando supieron que era momento de ocuparse de sus asuntos y me dejaron más o menos tranquila. Al empezar la carrera de Moto2 recordé que en ocasiones sufro de taquicardias porque empecé a notar que mis pulsaciones se aceleraban al ritmo de la moto de Tony Elías. Increíble. Por fin estamos viendo al Elías de verdad, un buen piloto cuando le dan el material que se merece. Y ganó, y me alegré. Eso después de las caídas por las que hubo que parar la carrera. Reconozcámoslo, la primera vez nos quedamos con cara de sorpresa, no entendíamos qué estaba pasando para que, una detrás de otra, se cayesen tantas motos seguidas en el mismo sitio. La segunda vez que nos pusieron la imagen empezamos a asimilarlo y entenderlo. A partir de la tercera ya nos asomaba una sonrisilla (perdón a los pilotos implicados) al ver un desfile perfectamente sincronizado haciendo exactamente el mismo trazado en la caída. No es que nos riésemos de ellos, ni mucho menos, pero la imagen es curiosa. Solucionado el asunto de la mancha en la pista se reanuda la carrera pero con menos vueltas.

La carrera de MotoGP es la que más fama tiene, sin embargo es la que menos me gusta. Que no digo que no me guste sino que es la que tiene menos emoción. Normalmente casi desde el principio hay uno o dos escapados y así hasta el final de la carrera. No hay tantas arrancadas de pegatinas como en las otras cilindradas. En ésta de Jerez todo iba como siempre: un escapado (Pedrosa), su perseguidor (Rossi) y el hueco. Pero en las últimas vueltas empezó a cambiar. Lorenzo se iba acercando, acercando, pasó a Rossi (del que le habían separado unos dos segundos), siguió su camino sin bajar el ritmo, alcanzó a Pedrosa (otros dos segundos de diferencia, si no recuerdo mal) y? ganó. No me gusta mucho Lorenzo, ni como persona -aunque se lo ha currado mucho y ha mejorado- ni como piloto, le veo todavía algo agresivo. Pero en esta carrera ha estado fino, como el Jerez, constante. Muy bien, si señor.

Ahora a esperar a la siguiente carrera. Y no le diré a mi médico que me suben las pulsaciones viendo las carreras, que ya sabemos todos cómo son los médicos: tiene que dejar de ver las carreras, como mucho, una al mes pero con moderación. Anda ya.
Comentarios (3) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 03-05-2010 15:46
# Ligazón permanente a este artigo
INAUGURACIÓN CAFETERÍA "AIRES CELTAS", VIGO
Sábado, 30 de enero del año en curso 2010. La nueva cafetería-cervecería ?Aires Celtas? abre sus puertas en Vigo y nosotros Os Ártabros estamos invitados. Teniendo en cuenta el lazo de hermandad motera que nos une con los propietarios, Ángel y Teté de Simplemente Moteros, sabíamos que no era una invitación de compromiso y no dudamos ni un momento en organizarnos para ir hasta allí.

Esta vez no hemos ido en manada, como es costumbre en una peña motera o motoclub. Los avisos de lluvia y los quehaceres de cada uno hicieron que saliésemos según horario y vehículo. Mi marido y yo partimos hacia Vigo en coche con niño a las 12.30 horas. Los demás, tan sólo 5, saldrían después de comer, pero nosotros teníamos cosas que hacer allí así que aprovechando el viaje matamos dos pájaros de un tiro, de ahí nuestra prisa en llegar y tener que ir en coche.

Pero vamos a lo importante, la inauguración. Después de 40 minutos dando vueltas para encontrar el bar y aparcamiento ?tanta tecnología TomTomiana e Internet en móviles pa? na?- conseguimos nuestro objetivo. Al bajarnos del coche vemos llegar a los Spekes en sus monturas que se pasaban de largo así que fuimos más o menos juntos hasta el punto de encuentro para guiarles. Allí tuvimos, cómo no, una estupenda bienvenida por parte de los recién estrenados propietarios del bar, con abrazos de esos que dicen ?me alegro mucho mucho de verte? (los abrazos también tienen su pequeño lenguaje). No éramos los primeros en llegar pero casi, así que fuimos ocupando territorio y poniéndonos al día con nuestros colegas de Pontevedra. El garito, aunque tiene dos pisos, se iba llenando cada vez más entre distintos motoclubs y familiares y amigos de los anfitriones, y una media hora después llegaron el resto de Ártabros acompañados de Furia Vikinga, así que el bar quedó lleno a rebosar.

En cuanto tuvimos oportunidad pedimos a Ángel y Teté que nos prestaran atención los dos juntitos detrás de la barra, lo que no era fácil en medio de tanto lío pero lo hicieron. En ese momento les dimos nuestro regalo: un cuadro hecho con un parche grande del escudo de Os Artabros y una pequeña placa con una dedicatoria. Agradecimientos, choques de manos, fotos? lo normal. Lástima que nuestra cámara de vídeo se negó a funcionar ?mecagoento?- por lo que sólo pudimos sacar fotos. Mi marido y yo llevábamos los planos pensados así como la edición y montaje posterior; es a lo que nos dedicamos ahora profesionalmente, por eso durante el camino fuimos comentando las ideas de cada uno a la hora del ?rodaje?? para nada. Una pena.

Lo bueno de estas cosas, al igual que las concentraciones, es que vuelves a ver a gente que hace tiempo que no ves. Y es que en el mundo de la moto vas dejando amigos por los caminos y cualquier excusa es buena para reencontrarse con ellos, sobre todo si hay comida y bebida de por medio. Lástima del mal tiempo, lluvia y frío, que no hacía agradable el viaje para los que iban en moto y que llegaban muertecitos de frío, pero a todo estamos acostumbrados. Si aguantamos un viaje a Pingüinos con nieve de serie, ¿no vamos a soportar una rutilla con algo de agua? Entre el calor humano y el del café enseguida entraban en calor. La pregunta de la noche fue: "¿para cuándo la siguiente de los Ártabros? Pronto, pronto, que aún estamos digeriendo la última de Muros" Hay que ver qué ganas de juerga tiene la gente... y nosotros también, claro.

Durante la fiesta estuvimos hablando con el responsable de la revista motera gallega (pongo el enlace y así la veis en pdf http://www.actiweb.es/motoclubgalicia/pagina9.html ) ya que queremos mandarles una breve presentación de nuestra Peña Motera. Nos comentó su última iniciativa en la que nos tenemos que implicar las chicas. Se trata de mandar fotos nuestras lo más sensuales posible y con una moto. Se harán votaciones populares y la que gane? bueno, mejor estad atentos/as a la revista y os enteraréis de primera mano.

Después del lanzamiento a mano alzada de regalos y de haber comido y bebido gratis (gracias a Ángel y Teté, vaya inversión habéis hecho por todos nosotros) decidimos que ya era hora de marcharse. Nosotros queríamos volver por carretera y eso son unas tres horas así que a las 9 emprendimos camino después de los besos, abrazos y promesas de nuevas visitas, pero cuando mejore el tiempo.

Si vas por Vigo no dejes de visitar este bar, ?Aires Celtas? en Dr. Carracido 2, al lado del paseo peatonal de Urzáiz. Un trato cordial y el mejor café de la zona. Desde aquí les deseo mucha mucha suerte y que todo les vaya muy bien. V?sss y Ráfagas, hermanos.
Comentarios (2) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 31-01-2010 22:57
# Ligazón permanente a este artigo
PINGÜINOS / MOTAUROS 2010
Otro año más de Pingüinos y Motauros. Otro año más que yo no he ido. Pero esta vez no ha sido por miedo al frío o traumas de mi asistencia en 2008 o falta de ganas, no. Ha sido simplemente por las fechas ?demasiado cerca del día de Reyes- y porque el Inem no se caracteriza precisamente por sus pagas extras y aumentos de sueldo por ser una parada ejemplar.

Cuando allá por octubre se empezó a planificar Pingüinos/Motauros 2010 ya no sentí un escalofrío recorriendo mi cuerpo, como me había pasado el año anterior; mis dedos no se congelaron con el recuerdo del frío polar de la pasada ?y única- aventura pingüinera. Es un alivio comprobar que el tiempo va curando la memoria y congelamientos varios. Si, este año ya estaba preparada para volver a cabalgar bajo la nieve, o sobre ella, pero tendré que esperar otro año más, como mínimo.

De todas formas no he permanecido ajena a todo el tinglado ya que mis compañeros Ártabros nos hicieron partícipes a mi marido y a mí muy a su pesar ya que el día de su partida, el viernes 8, y comenzando todavía la ruta ?llegando a Guitiriz, Lugo- uno de ellos se cayó. Como suele pasar en estos casos, Romabec no sabe explicar qué le pasó. Parece ser que la moto se fue de atrás, seguramente por el hielo que todavía había en la carretera, él frenó y al suelo. Todos sabemos lo que no hay que hacer en esos casos pero también sabemos, somos muy listos, que a veces los reflejos son más rápidos que la razón y pasa lo que pasa. Y lo que pasa es que se cayó él y de rebote también Kike, nuestro Vikingo, que iba justo detrás. A Romabec tuvo que ir a buscarle la ambulancia porque la moto le cayó encima de la pierna. Kike nos llamó para que fuésemos a buscar la moto, que funcionaba perfectamente y que como muestra de la caída sólo tenía un rascazo pequeñito en el carenado y un intermitente fastidiado. De paso que íbamos hasta allí le llevamos unas herramientas a Kike ya que su moto, con la caída, dobló una de las barras de protección. Así son las custom, tienen esos arcos del triunfo enormes a cada lado de la moto que hacen que el motor y el carenado no lleguen a tocar el suelo en caso de caída. Por eso se dice que las custom no se caen, se apoyan. Eso es chulería práctica y lo demás es tontería.

El desperfecto se arregló allí mismo y Kike ?a quien no le había pasado nada- pudo seguir camino con el resto. Yo le saqué fotos en la nieve a mis niños mientras miraba con envidia a mis compis y los camioneros me miraban a mí. Vale, esto último es mentira, supongo, pero me apetecía poner un toque de ?engreimiento?. Una vez arreglado lo arreglable, ellos siguieron camino con prisa pero sin correr, que la carretera no estaba pa?tonterías, porque no querían que les pillase la noche y, por lo tanto, más hielo además de tener que montar las tiendas sin luz solar. Mi marido se montó en la BMW de Romabec para traerla a nuestra casa y yo con los niños calentitos en el coche, pero con envidia por mi parte. Otro año será.

A estas horas el pelotón ya ha regresado y parece que todos bien, aunque cansados y no soltarán prenda hasta que estén más recuperados, que parece ser que ha habido de todo.

Romabec está en casa escayolado hasta la ingle, según sus palabras, y dice que se le ha ido pasando el enfado por lo ocurrido y por perderse Pingüinos y/o Motauros. Pero tranquilo, compañero ártabro, si estas cosas tienen que pasar mejor que sea en estos meses fríos y lluviosos de invierno. Ahora toca pensar en Faro, con su calor. Y por tu moto no te preocupes que está a buen recaudo. Te la devolveremos? si pagas el rescate: unos cafés calentitos con unos donuts ?o cualquier otro bollo de muchas calorías y grasas- en tu casa o en la mía. V?sss y Ráfagas, y a recuperarse con tranquilidad.
Comentarios (0) - Categoría: Mi moto y yo - Publicado o 10-01-2010 21:13
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2] [3]
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0