A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

OBEDECER

10 de octubre 1942

OBEDECER


Por Ramón Suárez Picallo

Es de mucha conveniencia airear y elogiar la drástica actitud de las altas autoridades militares chilenas, apartando del servicio activo a dos de sus miembros participantes en murmuraciones sobre los Poderes legítimos de la república. Habían olvidado los murmuradores una cosa muy interesante. Ésta: el Ejército es el brazo armado de la Patria, formado por el pueblo y sostenido por el pueblo y el Estado para la defensa de su integridad, de su soberanía y de sus instituciones políticas y jurídicas. Colectivamente como institución, y sus miembros individualmente, sólo tienen que conjugar un verbo: obedecer. Obediencia a las jerarquías, obediencia a los legítimos poderes del Estado y obediencia a los imperativos del deber y del Honor, en defensa de la Patria.

Se acabaron para siempre, por fortuna, los tiempos del pronunciamiento y del cuartelazo, que mediatizaron Gobiernos y pueblos, interferidos en menesteres que no son de su incumbencia ni tienen para ellos facultades ni aptitudes. De ahí ciertos resquemores entre pueblo y Ejército que la Democracia trata de liquidar en bien del Ejército mismo, que debe ser en todo instante, objeto de los máximos respetos y esas devociones populares para las fuerzas Armadas son cada día más sinceras y más sentidas, gracias a una política discreta y prudente, con vistas a que cada uno haga lo suyo sin invadir campos ajenos.

De cuando en cuando, como un ingrato recuerdo de tiempos idos, surge la nota discordante en el hombre que olvidó el verbo obedecer para irse a los campos del otro que se llama mumurar. Por fortuna, es la excepción, adecuadamente sancionada, en defensa del prestigio, de la discreción y de la eficiencia de la institución a la cual la patria confió la alta misión de defenderla, cuando peligren su integridad, su soberanía y sus instituciones.

Cada uno a lo suyo y todos al cumplimiento de su deber. Y quien sepa estar en un sitio debe dejar el lugar a quien sea capaz de saber estar donde se está.

(Artigo publicado no xonal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ... 1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 10-10-2014 10:28
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal