A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ASASINATOS DE RELIXIOSOS CATÓLICOS EN 1942
25 de octubre de 1942
CATOLICISMO Y DEMOCRACIA


Por Ramón Suárez Picallo

Manuel Chaves Morales, periodista español católico, comenta el asesinato de Monseñor Aerts, obispo católico de la Nueva Guinea holandesa, por las fuerzas japonesas de ocupación. Se refiere también al fusilamiento de siete misioneros y de la muerte a bayonetazos de cuatro Padres Maristas y dos monjas en la zona norte de Guadalcanal dominada, asimismo, por los japoneses. De todo lo cual deduce el comentarista que tales hechos servirán para que los católicos, amigos del totalitarismo, reaccionen en sentido contrario, teniendo en cuenta que el martirio con que los japoneses castigan a los predicadores de Cristo, lo habían impuesto antes los nazis alemanes a los sacerdotes de Polonia, Bélgica, Holanda y aún a los de la misma Alemania.

Transmitimos comentario y deducción al matutino católico de Chile, que dijo días pasados que si algunos católicos, religiosos y seglares han sufrido castigos de los nazis sería por haber realizado actos ajenos a su ministerio. Hechos individuales y aislados, por lo demás, no imputables a determinado régimen.

La mayoría de los sacerdotes sacrificados en Polonia y en los demás países ocupados, lo fueron por defender de la muerte o de la tortura a las ovejas de su rebaño, que no admitían de buen grado la invasión extranjera en su patria. No sabemos si el colega católico considera tal defensa, un acto ajeno al ministerio de un sacerdote cristiano.

En cambio, sabemos otra cosa. El matutino católico chileno combatió ardientemente al régimen republicano español, atribuyéndole como tal régimen, lamentables excesos de masas populares enfurecidas por una agresión brutal, cometidos con algunos sacerdotes, las víctimas de tales excesos aislados, habían convertido la Cátedra del Espíritu Santo en tribuna de propaganda de una insurrección armada contra un gobierno legítimamente constituido, con representación diplomática ante la Santa Sede Romana; habían emplazado ametralladoras en los campanarios de iglesias veneradas, campanarios destinados a tocar el “Angelus” y llamar a los fieles al Santo Sacrificio de la misa; que cargaron fusil y pistola para atacar casas de partidos y organizaciones populares, ateneos y bibliotecas, y que, por fin, cometieron la herejía de modificar el quinto mandamiento de la Ley de Dios, cambiando el mandato taxativo “No matarás” por el condicionado “Matarás con justicia”.

Pues bien; el matutino católico que niega su solidaridad a los católicos martirizados de Polonia por defender su patria y su rebaño, se la prestó incondicional a los sacerdotes españoles, sin acordarse jamás de pensar si éstos habían o no, cometido actos ajenos a su ministerio. En católicos así, que practican la ley del embudo, dudamos mucho que Chaves Nogales, vea su esperanza convertida en realidad. Y no le extrañe que en un templo, consagrado a San Francisco Javier –martirizado en el Japón por predicar el Evangelio de Cristo– se haga desde su Púlpito el elogio de la escuadra japonesa. Todo puede ocurrir y cosas mucho peores se han visto ya en ese terreno.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe do ano... 1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 25-10-2011 00:51
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal