A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

PIMEIRO DE MAIO (1944)

Tal día como hoxe, RSP escribe sobre o 1º de maio, en 1944, lembrando dita celebración nas nacións con reximenes totalitarios e na dos paises democráticos...

1 de mayo de 1944

PRIMERO DE MAYO


Por Ramón Suárez Picallo

Desde que el Congreso Obrero y Socialista Internacional, celebrado en París, en 1890, proclamó el 1º de Mayo, como Día Internacional de los Trabajadores, hasta la fecha de hoy; quizá sea éste el año en que la efemérides tiene menos celebraciones públicas en el mundo civilizado.

Los obreros de las naciones democráticas en guerra, unidos estrechamente a sus gobiernos y al resto de las clases sociales de sus países en el afán común de lograr la victoria, no pararán hoy su ahincado trajín productor, porque saben que en la gran contienda, se ventilan las viejas reivindicaciones que alentaron, otros años, la celebración de este día; los otros, los de las naciones totalitarias, privados de todo derecho y de toda libertad, víctimas del terror del Estado monstruoso, tampoco lo celebrarán, aunque quizá lo recuerden, como una referencia de los tiempos venturosos en que, aunque sólo fuese un día al año, eran dueños de su grito y de su cántico y de cesar en la ruda faena.

Hay aún otros grupos de obreros que, sin estar aparentemente en guerra, por el uno o por el otro bando, tampoco celebrarán el Primero de Mayo. Son los de aquellos países que perdieron el régimen democrático de Gobierno, para dar paso a formas políticas arbitrarias y reaccionarias, para las cuales el Primero de Mayo tiene una significación subversiva vedada, como en los tiempos en que su aurora era recibida con el acuartelamiento de las tropas y la proclamación de la Ley Marcial. Madrid, Barcelona y Buenos Aires, ciudades donde el primero de Mayo se había forjado una tradición, una historia y hasta una antología, no verán hoy himnos de esperanza, tras un bosque de banderas rojas, a pesar de no estar en Guerra. En el viejo mundo, quizás sea Moscú la única capital donde hoy se haga fiesta; y, en el nuevo, es posible que sea Santiago de Chile donde adquiera mayor y más solemne significación. Efectivamente, los obreros y los ciudadanos demócratas de este Chile bendito, pueden vindicar para sí, el honor insigne de poder hablar y de poder cantar sobre cosas que a sus hermanos de otros muchos países, no les es posible ni siquiera mencionar; y pueden proclamar, con orgullo, que desde su Primer Magistrado, hasta el más humilde de sus hombres de labor participan en la efemérides, cada uno desde su ángulo de visión y desde su puesto de servicio, en la exaltación del trabajo, de la justicia y de la libertad, bienes preciosos, por cuya adquisición y acrecentamiento dieron sus vidas los inmolados en Chicago.

Y, cosa maravillosa; los chilenos, sin olvidar la trascendencia internacional de esta fecha, pueden, a la vez, hacerla entrañable y profundamente nacional; y junto con las viejas canciones, nacidas en mil distintas latitudes del mundo, cantar su canción propia, nacida aquí, bajo su cielo y sobre su tierra, en aquel dicho que las complementa a todas:

“Y o la tumba serás de los libres,
o el asilo contra la opresión”

Canten hoy los chilenos, a pleno pulmón, la preciosa y feliz frase, como su mejor oración al Primero de Mayo; porque ella, además de tener, en hechos recientes, actualidad palpitante, contiene, como afirmación, el valor eterno y universal de un evangelio, que honra en el mundo el nombre de su Patria.

Y por aquello de que “cada día tiene su afán”, sea el afán de todos los chilenos, en este Primero de Mayo, mantener, acrecentar, prestigiar y exaltar, sostener y levantar todos los valores de su vida política democrática, de su cultura, de su economía y de su jerarquía espiritual, porque es así como pueden servir mejor la gran causa de la redención social del género humano, en un nuevo mundo, libre de temor y libre de miseria.

Sea, pues, este esfuerzo el gran homenaje de Chile a todos los mártires de la Libertad, del Progreso y de la Civilización, habidos a lo largo de todos los siglos de la Historia, antes y después de ser levantadas las horcas ignominiosas de Chicago, símbolos de un mundo de ocaso, en marcha hacia una aurora nueva.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 01-05-2014 13:24
# Ligazón permanente a este artigo
PLEBISCITO
Enténdese por plebiscito a consulta que o goberno dun estado fai aos cidadáns mediante unha votación para aprobar ou rexeitar algunha cuestión política.
RSP neste artigo, opina sobre elo e comenta algúns aspectos da Constitución chilena de 1925 aínda vixente nesa data.

13 de Enero de 1943

PLEBISCITO


Por Ramón Suárez Picallo

Ahí está la palabra, en tela de juicio, y con ella toda una discusión teórica sobre Derecho Público Constitucional. No hace falta remontarse a los orígenes de la institución nacida en los albores de Roma, confirmada, con fuerza de Ley, por la disposición “Horacia y Valeria”, en el año 416 de su fundación. Ni tampoco, honestamente, se puede recurrir a la Revolución Francesa, que la utilizó para aprobar las constituciones de 1793, de 1796 y de 1801 y 1815, para instituir magistraturas en períodos constituyentes de soberanía no prefijada ni definida. Desde entonces -con excepción de los países que practican la Democracia directa, de los que hablaremos más adelante- no se recurrió al plebiscito más que para cuestiones muy trascendentales, como ser el cambio de régimen, -de Monarquía a República o viceversa-, o la transferencia de la nacionalidad y de la soberanía de territorios y ciudadanos.

Los plebiscitos hechos para otros fines, -el de Primo de Rivera, para declarar nula la Constitución monárquica de 1876, y el de Hitler, para anular el orden jurídico de la República de Weimar y algunos otros que no queremos citar-, fueron simples farsas, tendientes a dar carácter “de jure” a situaciones “de facto”. Fueron ellos, verdaderos escarnios de la soberanía popular, toda vez que sólo se podía votar “sí”, con prohibición de decir “no”. Por eso, está absolutamente en lo cierto “La Hora” cuando asegura que los plebiscitos, fueron, son y seguirán siendo, instrumentos de la dictadura, cuando se recurre a ellos “trayéndolos de los pelos”, al margen de la letra y del espíritu de los preceptos básicos de la Ley Constitucional.

El Plebiscito es un voto sin fundamento ni discusión sobre un problema fundamental del estado, cuyos resultados, determinan, casi siempre, la existencia del Estado mismo; porque un Estado responsable no puede variar su línea por una decisión de quienes no pueden conocer, en detalle, las causas y motivos de una actitud determinada de la cual puede depender su vida o su muerte.

Las tiranías lo utilizan desde arriba asegurando que una negativa seria equivaldría a caer en la anarquía, y en el caos, pues el Gobierno quedaría desautorizado para actuar con autonomía soberana desasistido de la opinión nacional; las demagogias lo utilizan desde abajo, para derrocar regímenes y sistemas, sin dar derechamente la cara, cargándole la responsabilidad de decisiones trascendentales a esa cosa vaga, imprecisa, irresponsable e impersonal, que se llama opinión pública. De ahí, que los buenos tratadistas de Derecho Público Constitucional, equidistantes de los dos extremos, que en este caso se tocan, y se parecen mucho, han creado un discreto término medio, que concilia perfectamente la soberanía popular, con las decisiones, libres autónomas, de quienes tienen sobre sí la responsabilidad de dirigir los negocios de la vida pública, sin estar obligados a consultar, diariamente la opinión de la comunidad nacional, que representan y gobiernan.


DEMOCRACIA DIRECTA Y DEMOCRACIA REPRESENTADA

Es exacto y cierto, que el plebiscito es una institución de Democracia pura y directa. Pero, su existencia no es válida sin la de otras que la complementan, y dan al Estado una arquitectura, una fisonomía y un espíritu constitucionales. Para que exista el plebiscito, como institución con validez jurídica, deben existir paralelamente: LA INICIATIVA POPULAR, (el derecho de un determinado número de ciudadanos, de proponer a los cuerpos legislativos, leyes y medidas, con obligatoriedad de tomar en cuenta la propuesta en un plazo prefijado). EL REFERÉNDUM (derecho del pueblo de confirmar o desaprobar las leyes, sancionadas por los organismos legislativos, a propuesta de un número de electores, en el pleno ejercicio de sus derechos), y EL RECALL (derecho de los electores de retirar a sus representantes el mandato conferido, designando otros en su lugar, cuando los representantes no cumplieron el programa prometido, o cambiaron la significación política con la cual pidieron el voto a sus conciudadanos). Así es como, en conjunto, Plebiscito, Iniciativa, Referándum y Recall forman un todo, sistema de gobierno llamado Democracia directa, practicado ya en algunos países, (Suiza y algunos estados de la Unión Americana, y la ex Estonia que tenía el sistema de gobierno convencional): Y, fuera de períodos constituyentes, o en momentos de decidir cambios de régimen político, o de transferir soberanía sobre territorios o ciudadanos, es inadecuado, antijurídico y anticonstitucional, recurrir, aisladamente, a una de esas instituciones, sobre todo, cuando la Ley orgánica y fundamental del Estado, en su estructura general, no admite el sistema total de la democracia directa.


LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO CHILENO

La Constitución Política del Estado Chileno, rechaza, expresa y taxativamente, cualquier manifestación de democracia no representativa. En uno de sus artículos prohíbe a toda persona, o reunión de personas, invocar el nombre del Poder o de la Ley, para tomar decisiones, o actuar en su nombre. Tal hecho está considerado delito de sedición, y penado en consecuencia.

Es una constitución rígidamente Presidencialista, inspirada en los más puros principios de la Democracia Representativa. En virtud de sus preceptos, el Jefe del Estado, durante su mandato, representa, en plenitud de Derecho a la Nación, y dispone de facultad autónoma y soberana, para resolver, todos aquellos negocios que por mandato de la Ley, son reservados a su arbitrio, como poder Ejecutivo

Algunas constituciones modernas, son acerca de este particular, flexibles y eclécticas con cierto grado de impureza jurídica que permiten determinadas libertades. La chilena no lo es. Responde a una arquitectura y a una sistemática jurídica, que imposibilita “tocar la campana y, a la vez, andar en la procesión”. Es decir, que no permite utilizar “ad libitum”, instituciones y recursos que son distintos y opuestos entre sí.

El Estado chileno, es integralmente, un Estado Democrático Representativo y no una Democracia directa. Los textos legales, sobre esto, no dejan lugar a dudas. Variarlos, sería motivo de una reforma constitucional, que no se limitaría tan sólo a los aspectos formales de su estructura política. Calaría más hondo en otras zonas y en otros campos.

Y, sin esa reforma, no hay manera lícita ni viable, de volver blanco lo que es negro.

Y no se olvide que cualquier transigencia, tendiente a desvirtuar, aunque sea transitoriamente, principios constitucionales, es abrir un portillo a su total invalidez en todos los otros aspectos, más permanentes que aquellos que pueden favorecer puntos de vista momentáneos, no relacionados, directamente, con la estructura medular del estado mismo.

Y, ahí quedan, trazadas en torno a la palabra plebiscito unas cuantas ideas referentes al derecho público Constitucional, tema siempre interesante; pero mucho más en los tiempos que corren, en que el respeto a las normas jurídicas, es considerado como un prejuicio burgués, absurdo y anticuado. Olvidando quienes así piensan, que el respeto a la ley preestablecida, es la base de toda convivencia pacífica, civil y civilizada, y la única garantía en las relaciones normales entre el individuo y el Estado que lo representa.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 13-01-2014 09:42
# Ligazón permanente a este artigo
12 de octubre

12 de octubre de 1949
MINUTOS

E L E G Í A


Por Ramón Suárez Picallo

Si España juzgase sus conveniencias con criterio lógico –material y matemático– diría que América, su Descubrimiento, su Conquista y su Colonización, le resultó un pésimo negocio. La leyenda negra, los galeones de oro y el vuelco de sus gentes más audaces y decididas en el mundo nuevo junto con el agrandamiento de sus dominios, no fueron recompensa bastante para lo que significó, como esfuerzo humano y espiritual, la estupenda hazaña. Por eso, pocos años después de ella, comenzó su decadencia, hasta llegar a ser el esqueleto de un gigante.

Pero –ya lo dijimos denantes– España no fue, no es ni será nunca, un pueblo lógico ni matemático; fue, es y seguirá siéndolo, un conjunto de pueblos mágicos, más preciados de los bienes ideales y espirituales, que de las haciendas que se administran con números, cuenta y razón y partida doble.

De ahí que en este día de su glorificación y homenaje, quizá , el mejor recuento de sus hazañas en América, sea recordar la pervivencia de su palabra, simbolizada en el grito de Rodrigo de Triana, y glosada después por un poeta del siglo pasado, en estos versos de elegía:

“Desde la cumbre bravía
que el Sol de Indias, tornasola,
hasta el África que inmola
sus hijos en torpe guerra,
no hay un pedazo de tierra,
sin una tumba española.”

R. S. P.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 12-10-2013 00:26
# Ligazón permanente a este artigo
CONXUNCIÓN DE ASTROS
As conxuncións planetarias son o resultado do achegamento aparente de varios planetas nunha pequena zona do ceo. As conxuncións planetarias son frecuentes na historia e, según as crenzas de moitos pobos, foron ou son sinais de malos augurios, anque non sempre. No pasado mes de maio produciuse a última. A próxima será en outubro de 2015. RSP con tal motivo escribiu este breve artigo tal día como hoxe pero de 1942.


Na vindeira semana,concretamente na noite do sábado día 10, a Agrupación Astronómica Io levará a cabo unha observación das Perseidas en Sada da que informaremos oportunamente.


2 de agosto de 1942

CONJUNCIÓN DE ASTROS


Por Ramón Suárez Picallo

En el mundo maravilloso de los astrónomos existe estos días una gravisima preocupación. Se anuncia una cuádruple conjunción de astros entre Venus, Júpiter, Mercurio y el Sol. Una especie de cuadrilátero estelar cuya reunión puede tener complicaciones más graves que una conferencia diplomática de Berlín, Roma, Tokio y Madrid, que ya es decir.
Por fortuna, el Observatorio del Salto, que es quien da la inquietante noticia no específica la clase de nuevas desventuras que el fenómeno puede traernos a los habitantes de este ínfimo planeta que no participa en la mentada conjunción. Pero, por muy graves que sean, dudamos que nos pillen desprevenidos. Terremotos, temblores, naufragios, choques ferroviario, meningitis, tifus exantemático, de todo eso tenemos ya; crisis políticas, enredos diplomáticos y demás tampoco faltan a lo ancho y a lo ancho y a lo largo de la Tierra. ¿Qué más puede venirnos? Más vale que no nos lo digan los astrónomos. Nos meterían el alma en un puño, más de lo que ya la tenemos.
Preferimos la vieja astronomía “novelada” del buen Flammarion romántica y sin complicaciones mentales; sin cálculos matemáticos y miles de “años luz”; dicho todo esto sin menosprecio, naturalmente de la admiración que profesamos a los sabios de nuestros días, a quienes nos permitimos dar un consejo amable:
No nos hablen –por Dios- de conjunciones, coaliciones, encuentros y demás cosas que parecen indicar coincidencia, y que no coinciden nunca; Porque de eso estamos hasta la coronilla por estos bajos mundos subestelares y subplanetarios.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 02-08-2013 16:32
# Ligazón permanente a este artigo
PRIMEIRO DE MAIO (1950)

Hoxe 1º de maio,na data reivindicativa do mundo do traballlo, traemos a esta páxina o que RSP escribiu dende o seu exhilio chileno ao respeto en 1950. O que no seu día fora un combativo sindicalista en Bos Aires,comenta o significado que ten para o mundo do traballo e lembra, non sin certa morriña, o camiño percorrido nesa vella aspiración dos traballadores...


1 de mayo de 1950

EL PRIMERO DE MAYO


Por Ramón Suárez Picallo

Cuando el Congreso Obrero y Socialista Internacional, celebrado en París el año 1890, adoptó la propuesta del Alcalde de Montcluon, que consagraba el día primero de Mayo como fiesta internacional del trabajo, recogió una vieja aspiración del proletario mundial, de tener un día suyo, una efemérides propias, de protesta, de lucha y de esperanzas.

Desde que en el año 1847 la liga de los comunistas, reunida en Londres, le encargara a Carlos Marx y a Federico Engels, la redacción del famoso “Manifiesto”, piedra miliar del socialismo científico, hasta la fundación, en 1864 de la Asociación Internacional de los Trabajadores; La nueva doctrina, surgida de la polarización de la sociedad en dos clases -burguesía y proletariado-, nacida en la entraña misma de la Revolución Francesa, libro en todo el mundo una ruda y dramática batalla.

La Primera Internacional recogió sus experiencias y sus enseñanzas y las consigno en su carta fundamental. Y a la proclama del “Manifiesto” que decía: “Proletarios de todos los países uníos”, agregó: “no más derechos sin deberes; no más deberes sin derechos”.

Y frente al problema que creaba la técnica y la maquinaria, arrojando a la calle y a la desocupación a millares de obreros de todo el mundo, especialmente de los países más industrializados, la “asociación” proclamó él límite de la jornada de trabajo:

“Ocho horas de trabajo;
ocho horas de instrucción;
ocho horas de descanso;
esa es la petición”.

La consigna y el estribillo recorrieron todo el mundo proletario. Y en su afirmación y homenaje se celebró la famosa manifestación de Chicago, el primero de mayo de 1886, una trágica manifestación en la que estallaron varias bombas, matando a muchos manifestantes y policías.

Los organizadores de ella fueron procesados y acusados de haber provocado el incidente, condenados a muerte y ahorcados el 11 de noviembre del mismo año.

Poco después del gran sacrificio, un nuevo gobernador del Estado de Massachusetts ordenó una minuciosa investigación, de la que resultaron inocentes del delito imputado, los líderes obreros ya ahorcados. Y fueron, naturalmente, proclamados mártires de la causa obrera universal.

Y ahí, sin duda, que el congreso de París de 1890 adoptase el primero de mayo como día Internacional del Trabajo y de sus héroes y mártires. Pero ya muchos antes los trabajadores de diversos países celebraban un día al año sus fiestas gremiales y corporativas, generalmente, bajo la advocación del santo Patrono de su oficio. Los plateros de San Eloy, desde la edad media; los cántaros y picapedreros de San Lorenzo, y los abogados y médicos de San Cosme y San Damián; los obreros austríacos a San Esteban, y los australianos de Colonia Victoria, el 23 de septiembre, recordando que en esa fecha del 1852 se había implantado allí por primera vez la jornada de 8 horas. Por lo demás el 1º de mayo de 1816, los espencerianos ingleses, precursores de los cartistas y de los laboristas, organizaron en Londres un mítin popular proclamando el sufragio universal, en el que hubo varios muertos y heridos.

Todos estos hechos que en la historia de las luchas democráticas y de obreros aparecen como efemérides, fueron resumidas, por el Congreso de París, para proclamar un día en el año como celebración mundial de la clase obrera, por encima y más allá de naciones, razas y colores, según rezaba la vieja canción:

“Es nuestra Patria el mundo entero;
es nuestra Ley la Libertad.
Y será un solo Pensamiento
Quien salve a la Humanidad”.


HISTORIA DRAMÁTICA

Las primeras celebraciones del Primero de Mayo en el mundo fueron terriblemente dramáticas. La burguesía naciente y sus gobiernos enfrentaron, arma al brazo, a la nueva fuerza, con declaraciones de Estado de Alarma y de Estado de Sitio. Las calles y plazas de Milán, de Barcelona, de San Petersburgo y de Buenos Aires se cubrieron de sangre muchas veces, en la celebración de las efemérides. Y Máximo Gorki narra en “La Madre”, su obra maestra, escenas conmovedoras del Primero de Mayo en la vieja Rusia zarista. Mientras que los músicos, los pintores y los poetas, que vivían en comunidad con sus pueblos, le dedicaban a la festividad lo más emocionado de su genio y de su ingenio.

Ven, ¡Oh mayo! Te esperan las gentes;
Te saludan los trabajadores;
Dulce Pascua de los productores;
¡Ven y brille tu espléndido Sol!

Más tarde, después de la Primera Guerra Mundial, cuando la clase obrera, al fin de más de medio siglo de enconadas luchas, vinculada a la vida política, histórica, económica y social de sus países, pudo influir en las altas decisiones gubernamentales, la celebración del Primero de Mayo adquirió en casi todos ellos la jerarquía de una celebración nacional, en homenaje a los trabajadores del músculo y del cerebro, forjadores de todos los bienes materiales y espirituales, que hacen ricos, material y espiritualmente, a los pueblos y a las naciones, bajo la égida sagrada de la Libertad y de la Democracia; de los derechos imprescriptibles e inalienables del hombre y del ciudadano que vive del esfuerzo de su trabajo manual o intelectual.

Y hoy, quienes fuimos otrora empecinados combatientes en las jornadas de muchos primeros de mayo, contemplamos, desde nuestro pacífico mirador, los caminos andados y decimos conmovidos: ¡Cuánto se recorrió y cómo fue recorrido lo andado! De todo ello sólo nos falta recorrer el último tramo: Aquel en que el hombre se encuentre con el hombre y se declaren simplemente hermanos.

“Hermanos en la lucha y en la esperanza hermanos”, como decía el poeta.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 01-05-2013 00:15
# Ligazón permanente a este artigo
VIENA E BUDAPEST bombardeadas en 1942

Viena, invadida en 1938, foi posteriormente anexionada polos nazis. Durante a Segunda Guerra Mundial, sofriu os indiscriminados bombardeos aéreos estadounidenses que destruiron boa parte do patrimonio histórico (a catedral gótica de San Esteban, a ópera de Viena, as pontes do Danubio, entre outros).
Budapest, tamén padeceu as consecuencias de formar parte do Eixe, e o 4 de setembro de 1942 sofriu o ataque da aviación soviética.
RSP, publica este artigo, tal día como hoxe hai 70 anos.

6 de septiembre de 1942

VIENA Y BUDAPEST


Por Ramón Suárez Picalllo

En este tremendo raid de fuego y de muerte, de ruina y de espanto, que es la guerra total aérea, tocó el turno a Viena y Budapest, las dos bellas capitales de Austria y Hungría respectivamente. Viena, la ciudad de la música y de los fastos imperiales de los Habsburgo-Lorena, herederos del Sacro Romano Imperio, capital luego de una de las repúblicas de vida más culta de la Europa de la post-guerra, está hoy reducida a una provincia del Tercer Reich, con depósitos de armas, cuarteles militares y campos de concentración repletos de prisioneros. Budapest, partida en dos por el Danubio en su parte más azul y luminoso, fue la sede de reyes santos, de mujeres mártires y punto de encuentro y choque entre razas y espíritus. Era, en sus últimos tiempos, la ciudad más alegre y más personal en su alegria de toda la ‘Mitteleuropa’. Hoy es la capital de una potencia en guerra, aliada más o menos fiel, de quienes inventaron, para horror de la humanidad, eso que se llama la “guerra total”, que lleva sus estragos a miles de kilómetros del campo de batalla.

En esta guerra de “ojo por ojo y diente por diente”, cada uno es medido con la vara que hubiere medido. La responsabilidad recae por entero sobre quienes fueron los primeros en medir la mala vara. Y recae más aún sobre quienes, bajo el nombre de la guerra total, propugnaron el exterminio de combatientes y no combatientes, desde el aire, sin discernimiento de edad ni sexo.

Pero aún así, no deja de causar profunda pena, pensar que una dulce canción de Schubert o de Liszt, pudo haber sido destruida por una bomba de trilita de trescientos kilos de peso.

(Artigo publicado no xornal La Hora, tal día como hoxe pero de ... 1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 06-09-2012 02:20
# Ligazón permanente a este artigo
ALEMANIA 1944: Principio do fin.

Neste artigo RSP lembra os comezos da invasión alemana e -a falta dun ano para que asi fose- anuncia a derrota alemana, como así foi...


11 de mayo de 1944

INVASORES INVADIDOS


Por Ramón Suárez Picallo

Se han confundido ayer, en todo el mundo, los recuerdos de la invasión nazi de Bélgica y de Holanda, con los augurios de su próxima posible “reinvación” por las tropas aliadas. Los invasores de 1940, serán los invadidos en 1944, crecidos y multiplicados a lo menos por cuatro.

Hay algunas diferencias entre las dos invasiones. Bélgica y Holanda eran naciones pacíficas y neutrales, que habían recibido “reiteradas seguridades” de Hitler de que su neutralidad sería respetada; ellas habían confiado en la palabra dada, y hasta habían quebrantado normas y tradiciones sagradas de amistad, en beneficio del vecino agresor de otros pueblos; y su confianza llegó incluso a dar hospitalidad a la traición de fuera y de dentro; no les valió: la mañana del 10 de mayo, el poderoso alud de hierro y fuego, seguido de los trabajos de zapa de la quinta columna, arrasó, en pocas horas, con las dos naciones. Fue una traición en toda regla, que, en el primer momento, logró todos los objetivos propuestos; de allí a Dunkerque y a París, fue todo coser y cantar para las poderosas fuerzas del Tercer Reich, dueñas virtuales de todo el continente Europeo. Fueron horas aciagas para las democracias y para los Demócratas; horas sobrecogidas de desesperanza. Las salvó, con su magnífica tozudez, heroica y solitaria entonces, la Gran Bretaña, dirigida por el más grande de sus súbditos, de todos los tiempos: Winston Churchill, ofreciéndole a su pueblo: sangre, sudor y lágrimas.

Han pasado cuatros años y la palabra invasión, sigue “pendurada” en el aire del mundo, esta vez con distinto significado; esta vez, invasión quiere decir libertad, independencia, ilusión, esperanza. Está anunciada, como tal, a todos los vientos, y no tiene el carácter que tuvo la otra, de atraco con alevosía, nocturnidad, abuso de fuerza y premeditación solapada y silenciosa. Hitler y los suyos, saben a qué atenerse sobre ella, porque es la justa respuesta en una guerra a muerte, que él provocó, creyéndose el amo cruel del mundo: una guerra en que al enemigo se le busca donde esté, para combatirlo y aniquilarlo, con las mismas armas que él utilizó: el aire, el mar, la tierra y hasta los amigos que residen en la tierra invadida y que ayudarán al invasor, esta vez, por altos móviles patrióticos, en vez de hacerlo por la sucia traición pagada de la quinta columna.

Muchas vueltas dieron las tornas en estos cuatro años terribles, poco después de la invasión de Bélgica y Holanda, preludio de la caída vertical de Francia, la propaganda nazi, lanzó al mundo la “explicación técnica” de su victoria, en películas y reportajes, meticulosamente explicados. Hemos visto algunas aquí, en Santiago de Chile, presentadas ante multitud de espectadores, que decían abrumados: “esto es invencible”. Lo parecía, en efecto, tal era la perfección sincronizada de la guerra relámpago, sobre la pantalla convertida en mapa de Europa. Frente a aquel mecanismo, pavoroso, por su precisión, su rapidez y su fuerza destructoras, parecía no ser posible ninguna resistencia. El orgullo nazi no conocía límites. ¿El hombre, en su afán de ser libre?, ¿la unión de los pueblos agredidos?, ¿la ira de las gentes de bien, ante las perspectivas de convertir al mundo en una vasta colonia de esclavos del Tercer Reich?

Nada de eso valía un comino, para el orgullo y el deseo alemán de aplastar al mundo. Y los dioses, enloquecieron a los triunfadores de entonces, para perderlos después. Primero la U.RR.SS. y luego Estados Unidos, agredidos y provocados, entraron a la guerra, sumando a la causa democrática un inmenso caudal de voluntad humana y de pertrechos bélicos, que variaron totalmente el curso de los acontecimiento. Con la guerra relámpago, ocurrió con lo del ciclista por la cuesta abajo: que si la bicicleta para, se cae el ciclista y se rompe la crisma. Paró la guerra relámpago nazi y comenzó la de los otros. Los que corrían hacia adelante, corren ahora hacia atrás. El cielo, el mar y la tierra están otra vez cubiertos. y en todos los ámbitos del mundo resuena la palabra: ¡invasión!, ¡invasión!, ¡invasión!

Sólo que ahora, esa palabra, tiene opuesto significado al que tenía hace hoy cuatro años, cuando cayó como una gran desgracia, sobre Bélgica y Holanda. Entonces quería decir opresión, muerte y angustia. Hoy quiere decir, libertad, vida y esperanza, por aquello de que dónde las dan las toman, los invadidos de ayer serán los invasores de hoy, crecidos y multiplicados.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal dia como hoxe pero de ... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 11-05-2012 01:15
# Ligazón permanente a este artigo
PRIMAVERA EUROPEA EN 1944

RSP dende o outono chileno lembra a primavera en Europa nos anos duros da contienda bélica, co desexo que outras primaveras cheguen repletas de paz...


20 de abril de 1944

ESTA PRIMAVERA EUROPEA



Por Ramón Suárez Picallo


Mientras aquí, en América, comienza a declinar el otoño dorado, para hacerle cara al invierno lluvioso y frío, en Europa abre sus galas polícromas la bella Primavera; mañana 21 de abril, en todo el viejo continente, la estación florida entra en su plenitud preveraniega. Los senderos campesinos aparecen “trabajados” por el hozador escarabajo y la hormiga, mientras los pájaros comienzan a buscar rincón propicio para hacer su nidada. “Agroman” , para florecer, las madreselvas, las albahacas, la zarzas silvestres y los jugosos abedules a la vera de los ríos. El cerezo, el albaricoque y el almendro, cubren con sus flores de albura casta, los huertos familiares y los frutos tempraneros de las tierras labrantías, elaboran en las entrañas fecundas de la Madre Eterna, el milagroso Germinal.

¡Primavera europea, en plenitud, en las tibias riberas mediterráneas, apuntada y apenas esbozada en esperanza en las tierras atlánticas y nórdicas, salida de las tupidas brumas invernales, del blanco cendal de las “brétemas ” y de las lluvias de agua del “calabobos” ! ¡Dulce Primavera, vieja y remota amiga de la juventud esperanzada, a lo largo de los siglos y de las generaciones, te evocamos hoy, otra vez! ¡Evocamos tu hálito de tibieza, todos aquellos sobre quienes llovió lluvia de sangre y sentimos frío en los huesos!

¿Cuál es tu promesa de este año, Primavera de Europa? No es la promesa de las jocundas siegas de julio y de las trillas de agosto; no es la promesa de la gran cosecha frutal, de rojas cerezas, de damascos dorados, ni de moradas claudias; ni de alabardados maizales, ni de ondulados trigales que convierten los campos en mares de oro y de pan.

Tu promesa de este año es de sangre, fuego, sudores y lágrimas, para millones de criaturas de Dios, que abandonaran el azadón y la rueda del arado y, empuñarán el fusil, manejarán y enfilarán el cañón, y apuntarán, con ojo certero, al blanco de la bomba de mano, en un esfuerzo supremo por barrer de sobre la tierra, las gigantescas fuerzas del mal, que la tienen asolada, sometida y opresa.

Pues ya que éste es tu signo. Primavera europea de 1944, séalo por entero y con éxito, para que las otras primaveras que te sucedan, en el decurso de los años y de los siglos, sean venidas en paz, a fecundar en su tibieza los campos benditos y sus labradores puedan ararlos cantando.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de ... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 20-04-2012 02:13
# Ligazón permanente a este artigo
FOLGAS MARÍTIMAS NA ARXENTINA (en 1921)
Artigo recollido por Hernán Díaz no seu libro "Ramón Suárez Picallo. Años de formación política" da editorial arxentina Alborada (2008) e que escribiu RSP tal día como hoxe pero de 1921...



DE LA GRAN HUELGA MARÍTIMA
(1)

Resistencia y solidaridad

Desde el primer momento nuestro gremio se dio perfecta cuenta de que había necesidad de recurrir como nunca a la solidaridad de todos los camaradas para salir airosos de la contienda. Era, pues, necesario organizar la resistencia en forma que nos permitiese mantenernos todo el tiempo preciso para batir al poderoso enemigo.
Todas las secciones y entidades que integran la organización de la marina mercante nacional, desde las sociedades de oficiales a la de todos los tripulantes, han organizado la resistencia. El problema estaba en evitar, hasta lo posible, el hambre [en] el gremio. Era cuestión entonces de arbitrar los medios de sostener a los camaradas en huelga con el sacrificio solidario de los que trabajaban (2).
Tomaré como base a una de las secciones, que por ser a la que pertenezco, y por permitirlo su sistema de administración, es de la que puedo obtener datos y cifras precisos. Me refiero al Sindicato de “Mozos, Cocineros y Anexos de a bordo”.
La Caja común a bordo. Hace ya tiempo que nuestro sindicato tiene implantado el sistema de caja común, a la que nuestros camaradas llaman “La Comuna”, para abreviar, o quizá para darle un significado ideológico, ya que en el fondo este magnífico sistema es, en pequeño, una práctica comunista. Trátase de que el personal de cámara tiene, a más de su sueldo mensual, otras entradas como ser: beneficio del bar, porcentaje de mayordomo, propinas, etc. Este dinero, antes de la caja común, pertenecía a los que lo ganaban, individualmente. Había envidia, egoísmo, reyertas, amén de que ciertas plazas tenían la perspectiva de percibir a fin de mes un sueldo extraordinario, mientras que otras, con más trabajo, percibían mucho menos. Un núcleo de compañeros, que, dicho sea de paso, han sido el alma de nuestra organización, tuvieron la feliz iniciativa de que toda entrada extraordinaria que percibían los camaradas vaya a una caja, y cada quincena o cada mes, según el buque, se reparta por igual entre todo el personal de la Sección. Costó esfuerzos pero la iniciativa convirtióse en una realidad, lográndose con ello lo siguiente: suprimir de raíz las rencillas y la envidia; educar a los camaradas en las prácticas de la solidaridad efectiva, implantando el principio de “todos para uno y uno para todos”.
En el buque donde trabajo observaba cierto día a los camaradas, al hacer la entrega de la noche. Un compañero, que estoy seguro no ha leído nunca un tratado ni una línea de sociología, esperaba para el último hacer su entrega: se vislumbraba cierta alegría. Era que este camarada estaba seguro de “batir el récord” en la entrega, como así fue. Este camarada había entregado 19 pesos. Hice el cálculo de lo que todos habían entregado y este camarada, que había entregado 19 pesos, percibía en el reparto 3 pesos. Su satisfacción duró todo el día y hasta a “sotto voce” decía a los compañeros, con justo orgullo, “hoy he batido yo el récord”. Este hecho sencillo, pero de un hermoso significado, nos demuestra cuál será nuestra alegría cuando la producción vaya a una gran caja común y todos estemos deseosos de “batir el récord”, para el bien de todos.
Nuestro Sindicato halló en esta caja común la solidaridad pecuniaria indispensable durante la huelga. Una asamblea ha resuelto que […] común pasase al Sindicato. Durante la huelga, a la llegada de cada buque, aparecía a bordo nuestro simpático “ministro de finanzas”, camarada J. Calvo –el que, a pesar de ser comunista, es aficionadísimo a los números, y en lo referente a los dineros de la organización un célebre “tacaño” –, munido de los correspondientes recibos […] apertura de la caja y previa revisación de los libros –esta caja es llevada con su contabilidad– y retiraba su porcentaje. El dinero del “Soviet”, como dicen cariñosamente los compañeros.
Veamos los resultados en cifras: nuestra organización cuenta con 1.100 socios. Durante la Huelga ha trabajado un 40%, o sea 440 compañeros, y han entregado al sindicato, como cuota de huelga, la bonita suma de sesenta y cinco mil ciento trece pesos con ochenta y ocho centavos (pesos 65.113,88 m/n). Agréguese a esto que estos 440 compañeros permitieron a otro 35% de los compañeros el turno riguroso, es decir, que ellos trabajaron aproximadamente la mitad del tiempo de huelga. Esta entrega, sin contar las cotizaciones de $ 2 mensuales que, a pesar de la huelga, oscilaron entre 400 y 600 mensualmente. Así fue como nuestra organización hizo frente a la situación, atendiendo siempre las necesidades más perentorias de los asociados. Veamos también esto en cifras:

Préstamos hechos a los socios de febrero 1920 a feb. 1921 $ 30.449,25
Sueldos a socios que no turnaron durante la huelga
a razón de $ 60 mensuales a cada compañero $ 35.890.–
A la F.O.M. a cuenta del Restaurant $ 17.000.–
A la Unión Naval de Oficiales a cuenta gastos de huelga
de la F.O.M. $ 2.900.–
Visitas médicas a socios, de febrero 1920 a marzo 1921 $ 2.665,50
Subsidios a enfermos, entierros y pasajes a camaradas
que debieron ausentarse del país por prescripción médica $ 7.296,10
Total $ 96.200,85

Insistimos en que nuestro sindicato tiene sólo 1.100 socios, para apreciar bien el esfuerzo realizado. Nuestra organización no olvidó, como se ve, ninguno de los principios de su carta orgánica.
Cuando un camarada ha caído postrado en el lecho del dolor, la organización, cual madre cariñosa, acudió a su cabecera con sus auxilios médicos y pecuniarios; cuando en el hogar proletario la muerte ha segado una vida, la solidaridad ha llegado hasta la fosa donde serían sepultados los restos del caído; cuando el espantable bacilo de Koch se apoderó de los pulmones de nuestros hermanos, y debían ir en busca de aire, la organización facilitó el viaje. Muchísimas veces nuestras asambleas, por unanimidad, votaban, además del pasaje, otra partida para los primeros gastos de camaradas que se ausentaban.
Bellos gestos de solidaridad práctica que obligan al hombre a ser bueno.
Nos censurarán algunos “ultrarrevolucionarios” de pico que estas cosas “adormecen” la conciencia. Y nosotros contestamos que nuestra organización estuvo en huelga 13 meses sin notarse ninguna deserción en sus filas y que cuando tocó accionar, se accionó, como el que mejor. Es así, caro lector, como las secciones que integran la F.O.M. han mantenido el conflicto obrero más grande e importante del proletariado sudamericano.

RAMÓN SUÁREZ
(continuará)3


NOTAS DE HERNÁN DÍAZ
1. La Internacional, n° 114, 9 de abril de 1921. El ejemplar que hemos consultado tiene varios problemas de legibilidad, que hemos tratado de subsanar o que hemos reemplazado por el signo […].
2. La huelga de 1921, al igual que la de 1924, no se trataba de una huelga general sino de un boicot a los barcos que tomaban personal “adventicio”, o sea, no registrado en la Federación Obrera Marítima. Esto significaba que si en un barco todo el presonal era federado, sus tripulantes trabajaban. Eran estos trabajadores los que sostenían el salario de los que no lo hacían.
3. Lamentablemente no contamos con los tres números siguientes de La Internacional y no hemos podido constatar que exista esa anunciada continuación del artículo.

Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 09-04-2012 00:02
# Ligazón permanente a este artigo
A FEIRA DO MUNDO noutro xornal chileno
Hai uns días, publicábamos un artigo onde RSP falaba da sua volta ao xornal La Hora retomando a súa clásica columna.
Agora RSP, con este artigo escrito no ano 1954, inicia unha nova colaboración noutro xornal "El Sur" en Concepción co mesto título: La Feria del Mundo...



2 de abril de 1954

LA FERIA DEL MUNDO
“EL SUR”, DE CONCEPCIÓN

Por Ramón Suárez Picallo

Iniciamos hoy, en el diario “El Sur” de Concepción, una columnilla periodística, que llevará por título genérico “La Feria del Mundo”. En los telderetes de esta “Feria de ideas y pensamientos”, expresados por medio de la palabra escrita trataremos de ofrecer a nuestros lectores, gacetillas, glosas, exégesis y comentario de nuestro diario vivir contemporáneo. Notas de la vida chilena, en primer lugar; de la vida americana luego; y después, del vivir universal, sin faltar, de cuando en cuando, la nota de tema español, ya que el periodista que la escribe es, vertical y medularmente, español, que ama a España con su sustantividad eterna, en el tiempo y en el espacio, más allá y por encima de cualquier circunstancia transitoria que va y que viene.

Trataremos, en cuanto ello nos sea dado a saber y entender, de ser objetivos, claros y sencillos en nuestros decires. Buscaremos, con ahincado afán, el lado menos feo de los temas, prefiriendo hallar en ellos virtud y gracia, en vez de enconos polémicos o rencores negativos, en la seguridad de encontrar lo que busquemos.

Y, a fuer de optimistas, creemos contar de antemano con algunas ventajas: En primer lugar, con la comprensión, la cordialidad y la cultura de nuestros mudos amigos, chilenos y españoles, de la región –sus zonas y sus comarcas- como presuntos lectores de nuestros trabajos.

Los reconocemos y los recordamos con hondo afecto, por su gentil hospitalidad y acogida a nuestras palabras, dadas al viento, en charlas y conferencias. Luego, el hecho de haber recorrido esas tierras de Dios, sin resbalar por sobre sus paisajes, sus anhelos y sus problemas, sino que tratando de adentrarnos en ellos, para conocerlos, y tratar de entenderlos. Y, por último, nuestro deseo más ferviente de que esta nuestra “Feria del Mundo”, no sea obra exclusiva de quien la redacta. Nos gustaría mucho que participasen en ella, con sugerencias, ratificaciones, rectificaciones, críticas y hasta censuras, todos nuestros lectores, en la seguridad de que les prestaremos la más cordial atención, ya que el periodismo libre de nuestro tiempo es, cada día más, un trueque de ideas entre los que escribimos y quienes nos leen.

Y después, Dios dirá. Mientras tanto, ahí queda esta salutación a modo de letrero anunciador de la “Feria” que abrimos hoy. Ella –la salutación- va dirigida a nuestros compañeros de oficio para que nos tengan por hermanos de trajín diario; a todos los demás intelectuales, para lo mismo. Y luego, a cuantos posen sus ojos sobre nuestras palabras escritas, concediéndoles el bien inestimable de su interés y de su atención.

(Artigo publicado no xornal El Sur, na cidade chilena de Concepción tal día como hoxe pero de... 1954)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 02-04-2012 14:27
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal