A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

Productos chilenos
RSP comenta (en 1950)con agrado o cambio que observa no consumidor e comerciantes chilenos pois cando el chegou a Chile se renegaba dos productos nacionais e agora nos escaparates se anuncia con satisfación "producto chileno"...

26 de octubre de 1950

La Feria del Mundo
Por Pick–Up (Ramón Suárez Picallo)

“BEBERÁS EN TU COPA...”

El curioso viajero que llegó a Santiago hace ahora diez años y que se quedo aquí como huésped amable, dispuesto a ver las cosas con objetividad desapasionada, comprueba complacido una escala ascendente e ininterrumpida de progresos. Progreso cultural, progreso espiritual, progreso industrial y progreso mercantil, consiste en jerarquizar y ordenar una emoción nacional, trascendida a todos los órdenes de la vida colectiva. No se trata de un nacionalismo chauvinista y excluyente llamado también patriotismo, absolutamente incompatible con el amplio espíritu universalista de Chile.

¡NO! Se trata de otra cosa en verdad muy distinta. Trátase de valorizar el propio esfuerzo en sus múltiples manifestaciones con un sentido nuevo de comunidad solidaria nacional, tan contraria al viejo criterio cursi de suponer que todo lo que viene de afuera es superior a lo que se encuentra o se hace aquí, como aquel dicho que dice: “Si es chileno, es bueno” trátese de lo que se trata. Los dos extremos aparentemente antípodas, indican un mismo complejo de falta de verdadero sentido nacional ponderado y creador.

Y ahora, a lo que queríamos ir. Hace diez años era muy difícil ver en las vidrieras elegantes del comercio santiaguino un solo rotulo que dijera “fabricación chilena”. Se consideraba tal anuncio cosa de mal gusto y digno de ordinariez. Y recordamos haber concurrido a un remate del que tuvimos que salir de mala manera. Era el martillero un hombre tosco, de mal gusto masculino y codicioso. Y al pedir oferta por ciertos objetos puestos a subasta, se encaró con un postor diciéndole: “Usted se equivoca, ni que este producto fuera nacional, sepa usted que es importado y por eso no considero su oferta”. La protesta contra el mal chileno surgió enérgica y espontánea y nosotros nos sumamos a ella. Se suspendió el remate y aquello terminó como el mismísimo Rosario de la Autora.

Hoy, en cambio, el transeúnte que recorre los centros mas finos y ciudadanos del comercio de la capital, y vea sus magnificas vidrieras puede contemplar, al pie de los productos más vistosos y mejor presentados, el rótulo que certifica orgullosamente su origen nacional. Paños y tejidos de todas las clases, finísimos cristales, muebles de época y de estilo, construidos por obreros chilenos y con maderas de sus bosques, calzados de exquisita elegancia, conservas enlatadas, aparte de los vinos y de los frutos de los campos, todos con el rótulo “fabricación chilena”.

En todo ello indicio de un nuevo estado de ánimo, de una fe y de una esperanza creadora, rectificando el viejo prejuicio negativo de menospreciar lo propio; es jerarquizar el esfuerzo creador de un pueblo. Es, en fin, recordar el dicho del poeta: “Beberás en tu copa de tosco vidrio o de fino cristal, pero tuya...”.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Institucións e Sociedades - Publicado o 26-10-2014 02:53
# Ligazón permanente a este artigo
Don Juan de Borbón y Gil Robles
Desde a renuncia de Afonso XIII como xefe da Casa Real española o 15 de xaneiro de 1941, Juan foi o pretendente ao trono de España e encabezou a defensa da causa monárquica contra a ditadura de Franco, ligando o proxecto de restauración da monarquía a unha concepción política liberal e democrática (Manifesto aos españois, 1945), liderando parte da oposición ao franquismo. En 1946 instalouse en Estoril, Portugal coa súa familia e desde alí, asesorado por un consello privado, do que formou parte José Mª Gil Robles, despregou un paciente labor diplomático en favor da súa propia causa.
RSP, dende o exilio, opina sobre a cuestión.


25 de octubre de 1947

DON JUAN Y DON JOSÉ MARÍA


Por Ramón Suárez Picallo

Don Juan de Borbón, Habsburgo-Lorena y Battenberg, hijo tercero del ex Rey de España, Alfonso XIII, tiene muchísima gana de ocupar el trono de sus mayores derribado por unas elecciones municipales, celebradas el 12 de abril de 1931 y de las cuales devino la proclamación de la República Española. Desde aquel día, aciago para su familia, los miembros de la Casa Real, no cejaron un solo instante para recuperar la posición perdida mientras los que fueran sus amigos y partidarios, se avenían con el nuevo régimen y lo servían, a su modo, sin reconocerlo pero acatándolo.

Entre estos últimos, figuró don José María Gil Robles, Catedrático de Derecho Político de la Universidad de Salamanca, Diputado en los tres períodos parlamentarios de la República, y en uno de ellos gobernante - 1933-1935, llamado “bienio negro”, en el que compartió el Poder con don Alejandro Lerroux- durante el cual, desde el Ministerio de la Guerra ayudó a preparar la insurrección de 1936 cuya iniciación ordenó desde el Parlamento republicano, el mismo día de la muerte de Calvo Sotelo, mediante unas palabras bíblicas, que eran la clave del levantamiento, convenido desde hacía mucho tiempo.

El señor Gil Robles representaba, entonces, todas las fuerzas derechistas españolas en el orden religioso, en el orden económico y en el orden político frente al propio Calvo Sotelo, monárquico vertical por el que Gil Robles tenía pública y notoria antipatía. El profesor de Salamanca, sofista sutil, hábil y buen servidor de la reacción española, encabezada entonces por La Compañía de Jesús, definió su posición hablando en las Cortes Constituyentes en los siguientes términos: “La corona española ha caído, pero la Cruz que le servía de término superior, es recogida por nosotros con corona o sin ella”. Se refería a su poderoso grupo político denominado “Ceda” –sigla de la Confederación Española de Derechas Autónomas” como jefe del cual actuó dentro de la República; perdió las elecciones de 1931, ganó las de 1933 y perdió después las de 1936.

Al perderlas, en el mes de febrero, se dedicó en cuerpo y alma a provocar la Guerra civil; le propuso al jefe del Gobierno – a la sazón don Manuel Portela Valladares- que no entregase el poder a los vencedores, que proclamase la Ley Marcial y que disolviese el Congreso antes de reunirse. Cuatro horas después, el General Franco le hacía a Portela la misma proposición, en nombre del ejército; el Premier no les hizo caso y entregó el Poder a quienes lo habían ganado en las urnas en memorable jornada electoral, aún siendo como eran sus adversarios políticos. La guerra civil quedó proclamada en aquel mismo instante a la espera tan sólo del grito: “a las armas”. Lo dio Gil Robles en la ocasión antes mencionada y la lucha comenzó con los resultados conocidos.


COMPUERTA AL MAR

El señor Gil Robles creía que la insurrección había de ser hecha a la medida de su partido y de los intereses que él representaba: protección al latifundio semifeudal, monarquía “ponderada y ecuánime” y otras cosas más, que no entraban en el Programa desaforado del “nacional sindicalismo” de Falange Española, revolucionaria al revés. Gil Robles, después de una histórica entrevista con Franco, salió para el exilio como si fuese un “rojo distinguido”. La prensa franquista, no le escatimó epítetos ni injurias. Lo puso como a chupa de dómine.

En el destierro se encontró con el Pretendiente al trono, el que a su vez no había sido mejor tratado que él por el dictador en ciernes. En efecto, don Juan de Borbón, había sido rotundamente rechazado, después de vestirse de falangista, como soldado raso del “movimiento salvador”. El generalísimo, ya tenía, sin duda, a la sazón, sus “ideas” sobre el reino del que quería ser jefe. Y se dijo lo mismo que dice ahora: “Principitos a mí…. Y a estas horas. Yo los hago y los deshago, y, como hay tantos, elijo el que quiero. Porque no se le pueden poner compuertas al mar desbordado de una guerra civil”.

Don Juan y don José María se pusieron de acuerdo para “convencer” a Franco; y para combatirlo después de no haberse querido convencer de que debe irse del Gobierno. Franco proclamó su propio reino sin don Juan y sin Gil Robles, y ahí está en él, tan campante y pimpante, dispuesto a todo, menos a llevarles el apunte a los dos desprestigiados capistotes de una España que no volverá nunca más.

Últimamente, un sector de los monárquicos –el llamado constitucionalista y liberal- inició gestiones con algunos grupos republicanos, entre los que se cuenta el Partido Socialista Obrero Español, que dirige don Indalecio Prieto, para llegar a un acuerdo tendiente a derribar a Franco, substituyéndolo por un Gobierno provisional que convoque a las elecciones para que el pueblo decida qué régimen desea. En estos trapicheos, intervinieron, bajo la amable vigilancia del Foreign Office, Indalecio Prieto y José María Gil Robles, los que, según noticias cablegráficas que tenemos a la vista, habrían llegado a un principio de entendimiento para el logro del objetivo principal, consistente en decirle al Generalísimo: “Váyase usted con Dios y déjenos a nosotros en paz o en guerra”.

Mas hétenos aquí que don Juan de Borbón, a quien suponíamos representado él y sus pretensiones por Gil Robles, ha declarado que no hay tal cosa; que los dos líderes obraron por su cuenta y riesgo; y que la corona de España no vendrá a su cabeza por tales caminos. Por cuales otros puedan venirle es cosa que nosotros no sabemos, a pesar de nuestros medios de información.

¿Es que han dejado de entenderse don Juan y don José María? Allá se las entienden ellos. Mientras tanto, España y los pueblos que la integran, siguen su ruta por caminos propios, que no son ni los de Juan ni los de José. Son los caminos de España.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 25-10-2014 13:54
# Ligazón permanente a este artigo
EL OSTRACISMO
24 de octubre de 1942

EL OSTRACISMO, CASTIGO A LA VIRTUD


Por Ramón Suárez Picallo

La efemérides centenaria de O’Higgins -¡loada sea por siempre su memoria!– trae el triste recuerdo de que el Padre de la Patria chilena, al igual que San Martín, y los padres, forjadores y reformadores de otras patrias, murieron en el ostracismo, forzado o voluntario. Sólo aquellos que amando fervorosamente a su patria y habiéndola servido, como ellos la sirvieron tuvieron un día que trasponer sus linderos hacia el exilio, saben lo que eso significa y son capaces de valorar, en toda su magnitud, la grandeza moral de quienes se aplicaron a sí mismos el terrible castigo para servir a la paz civil y política de sus países. Vivir y morir, voluntariamente, lejos de la Patria que se ama como a la luz de los ojos, teniendo reflejada su visión en el alma y en las pupilas, es el supremo sacrificio que no puede describirse con palabras.

Por algo el ostracismo nació como castigo a las virtudes cívicas. Lo instituyeron los griegos para apartar de la vida pública a aquellos hombres, que, por su prestigio, su sabiduría y su ascendencia moral sobre sus semejantes, pudieran alzarse con la suma del Poder y convertirse en dictadores o tiranos. “Y, para evitar aquella tiranía que, por ser virtuosa, era justa, peligrosa y sin reparo –dice Saavedra Fajardo– nació en Grecia el ostracismo, que consistía en confinar en una isla o lugar solitario a los más virtuosos”. Y Bartolomé Leonardo de Argensola:

“Si de Grecia sacaba el ostracismo.
a los buenos, por insignemente buenos”

Exactamente, por buenos, por insignemente buenos, como diría el alto poeta, murieron en el ostracismo O’Higgins y San Martín, creadores de patrias. Y al evocarlos en el momento supremo del tránsito hacia la inmortalidad, ennoblecidos y embellecidos por el dolor ingente del exilio voluntario, los vemos más grandes aún que en la hora de sus más gloriosas batallas y de sus mejores realizaciones políticas.

Por lo que significa, como ejemplaridad y como lección va el recuerdo de su gesto magnífico, especialmente en estos tiempos en que la ambición del mando y la codicia del poder, traen perturbado al mundo en sus cuatros puntos cardinales.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 24-10-2014 09:35
# Ligazón permanente a este artigo
A CERÁMICA DE ISAAC DÍAZ PARDO

Afundación acolle unha mostra sobre a cerámica de Díaz Pardo.

A Fundación Galicia Obra Social (Afundación) expón desde este xoves, na sua sede de A Coruña, unha mostra sobre a cerámica de Isaac Díaz Pardo, baixo o título 'A vangarda das formas. Obra cerámica de Isaac Díaz Pardo', que estará exposta ata o 10 de xanerio.
Comentarios (0) - Categoría: ISAAC DÍAZ PARDO - Publicado o 23-10-2014 08:50
# Ligazón permanente a este artigo
Mariscal Jan Christiaan Smuts
RSP comenta a acollida que recibiu no Parlamento Británico o estadista e militar sudafricano Jan Smuts.
Smuts (1870-1950) foi nomeado Mariscal de Campo do exército británico en 1941, sendo o primer sudafricano en alcanzar dito rango.


23 de octubre de 1942

LUCHAR Y CANTAR


Por Ramón Suárez Picallo

A Jan Smuts, Mariscal de Campo y Primer Ministro de Sudáfrica, tuvo que haberle impresionado vivamente el espectáculo que le brindó el Parlamento Británico, integrado por Lores y Comunes, reunido solemnemente, para escuchar su palabra.

Smuts es un viejo soldado, templado en cien combates, es un estadista esclarecido y es, además, devoto aficionado a las artes y las letras. Uno de los hombres más interesantes del Imperio Británico, al que admira y guarda áurea lealtad. Es una resultante humanizada del siglo XIX inglés, tan rico en valores políticos y humanos. Por eso, conoce a Inglaterra y sabe que muy raras veces, su Parlamento famoso, tributa a un hombre nacido fuera de las Islas, al homenaje de una reunión plenaria y solemne, presidida por David Lloyd George, con la presencia del Jefe del Gobierno de S.M.B.

Smuts dijo allí palabras de optimismo y esperanza. Y las dijo con tal acento, con tal convicción y con tal fe, que los sobrios y parcos representantes de Inglaterra, puestos de pie, cantaron para él una canción de alegre camaradería, como si se tratara de un grupo de colegiales de Oxford o de Cambridge.

¡Insólito espectáculo! Los solemnes y empacados Lores y los inquietos y a veces agrios representantes populares, cantando una canción juvenil a un Mariscal de Campo que tiene más de 80 años, es cosa que, ciertamente, hace historia. “Renovarse o morir”, se ha dicho. Inglaterra no morirá, porque sabe renovarse, y, además, sabe hacerlo cantando canciones de alegre camaradería, en medio de la mayor y más decisiva lucha de su Historia. Recordemos que quienes saben cantar, tomados de las manos, saben vivir en comunidad y morir con una canción de esperanza en los labios.

En todo esto debió pensar Jan Smuts mientras recibía el cálido e inusitado homenaje del Parlamento Británico, la vieja institución viviente de la Democracia universal.


(Artigo publicado no xornal La Hora de Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 23-10-2014 01:26
# Ligazón permanente a este artigo
¿DESAPARECERÁ GALICIA?

¿DESAPARECERÁ GALICIA?


Hoy hablamos de los celtas y de los visigodos, etnias que desaparecieron hace siglos, cuyos vestigios genéticos se hallarían entre los gallegos y españoles de hoy, más como hipótesis que certeza científica, más como imaginería mítica que como rasgos étnicos sujetos a comprobación. ¿En cuántos años o décadas más se hablará de los gallegos como etnia extinguida, de su lengua como remoto medio de comunicación y de imaginería para nominar el mundo?
No lo sabemos a ciencia cierta, aunque las predicciones, basadas en demoledora estadística actual, no resultan halagüeñas.
Hace quince años, con ocasión del Curso de Lingua e Cultura Galega para Extranxeiros, del ILGA, en Santiago de Compostela, hablamos de este delicado y controvertido tema con nuestros profesores y amigos, Maricarme Pazos y Xesús Domínguez, en las encendidas tertulias después de clases. El ambiente de aquellas reuniones no era pesimista, como las conclusiones de hoy. Nos apoyábamos en escritores como Álvaro Cunqueiro, en su célebre exhortación: “Mil primaveras máis para a lingua galega”, y en ese optimismo equívoco que surge del amor ultramarino por las raíces de la estirpe.
Ayer leí, con verdadera desazón, un artículo de El País, “La España terminal”, notable crónica de Luis Gómez, del que extraemos lo siguiente:

Lugo, Teruel, Zamora, Ourense y Asturias, las provincias que más pierden
Todos los estudios señalan a Lugo y Ourense como las más afectadas. Y numerosos autores se preguntan cuántos gallegos habrá dentro de varios decenios. “Haría falta una inmigración neta anual de 20.000 mujeres para mantener estable el número de nacimientos hasta 2050”, ha llegado a calcular Xoaquín Fernández Leiceaga, profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Santiago y diputado autonómico socialista. Fernández establece una dura previsión para el futuro de Galicia en uno de sus trabajos: “Galicia gira alrededor de la autopista atlántica: el resto será paisaje”. “Puede parecer una frase excesiva”, dice, “pero lo que es evidente es que la población se concentrará en esa franja atlántica y en un periodo de 10 a 15 años su peso será superior. No tendrá unos efectos dramáticos porque la población de las zonas rurales ya está inactiva. Habrá una mayor actividad forestal, que tirará poco del empleo, algunas cabeceras de comarca que serán más dinámicas, pero, sí, se consolidará el paisaje”.
El paisaje gallego que describen los expertos es preocupante: el 85% de los municipios (que agrupan varios pueblos y aldeas cada uno) tiene problemas, tal y como lo describe Julio Hernández Borge, coordinador de la cátedra Unesco de Migraciones, quien en su obra “Galicia, unha poboación aventellada”, señala 211 municipios con más del 20% de personas de 65 años en adelante, 168 con más del 30%, 54 con más del 40% y tres, con más del 50%. Cuando escribió el libro, fechado en 2010, solo había un municipio con más del 50% de población mayor. Al revisar sus datos para 2011, aumentaron a tres. Están en Ourense. Son A Teixeira, San Xoan de Rio y Lobeira.
Harían falta 20.000 mujeres más al año para mantener la población gallega.
La prensa local se ha hecho eco de la vida en estas poblaciones, señaladas con el dedo del demógrafo. Así el diario La Voz de Galicia glosaba el pasado junio la mejor noticia sucedida en mucho tiempo en Teixeira: el nacimiento de Tomasina, hija de una inglesa y un catalán, dos artesanos que emigraron a esta zona de la Ribeira Sacra. El alcalde, el popular Miguel Antonio Cid Álvarez, era capaz de decirle a los periodistas, uno por uno, los niños —“rapazones”— que hay en A Texeira y alrededores. El censo refleja una población de 406 habitantes, 219 de los cuales (el 54%) han alcanzado la edad de jubilación.
La Xunta de Galicia emprendió hace un año un Plan de Dinamización Geográfica sin consenso, cuyos resultados no podrán evaluarse, según la Consejería de Bienestar, hasta 2016. Entre las 69 medidas está la divulgación de anuncios en prensa y televisión animando a la población a fecundar hijos, una estrategia que los demógrafos consultados consideran inútil. Castilla y León propone medidas para cuando el PIB de la región crezca a un ritmo superior al 2,5%, un hecho improbable en estos años. (Hasta aquí la cita).

En los cursos de lengua y literatura gallega, que impartimos, durante once años (1998-2009), en el Centro de Estudios Gallegos de la Universidad de Santiago de Chile, escuchábamos a los jóvenes alumnos que soñaban con insertarse en Galicia, sobre todo luego de asistir a los cursos de verano en Compostela. Volvían encantados con la tierra de nuestros devanceiros, aun cuando en su mayoría no tenían ascendencia gallega. En contraste, fueron muy escasos los estudiantes hijos, nietos o biznietos de gallegos que se inscribieron en nuestro programa –gratuito, por cierto-, mostrando ya el alejamiento de sus raíces lingüísticas y culturales que exhiben los descendientes “españolizados” de algunas colectividades galaicas en Hispanoamérica. Pero esos discípulos chilenos, con algunos de los cuales todavía suelo reunirme, creían posible transformar aquella fascinación que lográbamos traspasarles, en móvil para cruzar el charco y asentarse en las viejas comarcas de Breogán, para vivificarlas con nutrida prole, tal como hicieran, en un pasado no tan remoto, durante dos siglos, nuestros antergos, que prodigaron en la América del Sur sus fundaciones, que nos trajeron la magia del idioma rumoroso y el calor perdurable de su lareira.
Se hablaba entonces de planes de inserción, de programas de ayuda para establecerse al otro lado del mar; una suerte de proyecto de proliferación de savia joven en el cuerpo añoso de la anciana Galicia. Aquello resultó, como tantas iniciativas de sello político circunstancial, letra muerta sobre folios amarillos…
Uno de mis más entusiastas alumnos, Cristián Loyola Carvallo, administrador público titulado en la USACH (Universidad de Santiago de Chile), lleva varios años intentando materializar su propósito de asentarse en Galicia. Lo que comenzara como apasionada iniciativa, hoy se ve tal si fuese un sueño utópico, alejado de cualquier realidad tangible, porque las oportunidades allá se ven cada día más remotas.
Frente a este grave drama poblacional que viven Galicia y otras regiones rurales de España, cabe preguntarse por qué la clase política –tirios y troyanos- no ha sido capaz de articular estrategias de presente y futuro con miras a evitar una tragedia terminal, cuando parecen preocupados y sumidos en el inmediatismo económico y en esas falsas cifras o porcentajes de supuesto “crecimiento anual”, que sólo nutren los intereses bastardos del “capitalismo salvaje global”.
Carecemos de respuesta, y esa inquietante pregunta sigue resonando en nosotros, como las campanas de Bastabales que repicaban a muerte en el corazón de Rosalía:
¿Desaparecerá Galicia?

Edmundo Moure
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 22-10-2014 00:07
# Ligazón permanente a este artigo
LEMBRANDO A SUÁREZ PICALLO E PRESENTACIÓN DE AREAL

Hoxe, na capela de San Roque en Sada, presentaremos o nº 9 de AREAL, dedicado a Ramón Suárez Picallo con motivo do 50 aniversario do seu pasamento en Buenos Aires.
Teremos ocasión de escoitar, nunha gravación do Arquivo Sonoro de Galicia, o contido da conferecnia que impartiu RSP sobre os paxaros de Galicia e contaremos coa presenza de Antón Santamarina e Xosé Martinez Romero que sendo mozos, coñeceron e trataron a RSP na emigración.


Tal día como hoxe, hai xa cinco anos, naceu esta páxina, que leva difundidas 1433 entregas das que 845 son artigos escritos e publicados na prensa chilena e arxentina por Ramón Suárez Picallo.
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 17-10-2014 10:27
# Ligazón permanente a este artigo
XOSÉ NEIRA VILAS LEMBRA A RAMÓN SUÁREZ PICALLO
Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 15-10-2014 17:57
# Ligazón permanente a este artigo
OFRENDA FLORAL A RAMÓN SUÁREZ PICALLO

Con motivo do 50 aniversario do falecemento no exilio de Ramón Suárez Picallo, celebramos, como cada ano, unha ofrenda floral ante a tumba na que, desde 2008, descansan os seus restos no cemiterio do Fiunchedo. Acompañounos o gaiteiro Raúl Galego e no acto, ademais de varios membros da nosa asociación, interveu Suso Torres, da A. C. Eira Vella de Betanzos.
Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 14-10-2014 20:19
# Ligazón permanente a este artigo
RAMÓN SUÁREZ PICALLO NA RADIO GALEGA
Xa podedes escoitar o fragmento do Diario Cultural de hoxe no que se lembra á figura de Ramón Suárez Picallo, coa intervención do membro da nosa Asociación Manuel Pérez Lorenzo.


Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 14-10-2014 20:09
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal