A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ACTO CON NORA STREJILEVICH EN SADA

Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 19-09-2014 00:52
# Ligazón permanente a este artigo
VISITA DA ESCRITORA ARXENTINA NORA STREJILEVICH
A escritora e investigadora arxentina Nora Strejilevich visita Galicia convidada pola nosa asociación para presentar o seu libro "Una sola muerte numerosa", onde testemuña a súa propia experiencia como vítima da ditadura arxentina. Dentro do seu itinerario, hoxe estivo na Facultade de Xeografía e Historia da Universidade de Santiago de Compostela e impartiu unha charla onde tivemos oportunidade de acompañala. Mañá xoves presentará a súa obra na Biblioteca Rialeda en Perillo (Oleiros) ás 20 horas. Venres e sábado estará en Sada e A Coruña respectivamente.




Comentarios (0) - Categoría: Actividades - Publicado o 18-09-2014 00:29
# Ligazón permanente a este artigo
Celebración do aniversario do nacemento de Emilia Pardo Bazán
A Casa-Museo Emilia Pardo Bazán (A Coruña) celebra o 163 aniversario do nacemento da escritora con dous actos que terán lugar o martes 16 de setembro.

Ás 12:00 horas o profesor José Manuel González Herrán presentará e comentará a edición de "Apuntes de un viaje. De España a Ginebra"; manuscrito inédito da escritora procedente do Arquivo da Real Academia Galega.

Ás 18:00 horas a actriz Susana Dans, protagonista da película "A condesa rebelde", galardoada co premio "Mestre Mateo" á mellor actriz por este traballo, estará presente no visionado e no posterior coloquio que suscite a película.

A entrada é libre ata completar aforo.



Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 15-09-2014 18:38
# Ligazón permanente a este artigo
HOMENAXE Á QUENLLA EN MEIRA POLOS SEUS 30 ANOS
Comentarios (3) - Categoría: Actualidade - Publicado o 13-09-2014 13:38
# Ligazón permanente a este artigo
CHARLAS HOGAREÑAS (sobre Roosevelt)
10 septiembre 1942

CHARLAS HOGAREÑAS


Por Ramón Suárez Picallo

No se trata, como podría suponer el lector, de aquellas charlas de antaño desarrolladas en torno al hogar familiar en las noches de larga invernía en las que el abuelo contaba de las aventuras de su lejana y añorada mocedad; ni tampoco de las historias de trasgos, brujos y aparecidos, con que las madres de la vecindad amenizaban las visitas y el ambiente en la casa ajena con gran miedo de los chicos que esa noche tendrían pesadillas.

No, estas “charlas hogareñas”, tratan de temas más reales y actuales en los que va implícito el porvenir del mundo, al conjuro de las conversaciones que el Presidente de una gran nación de 145 millones de habitantes, tiene periódicamente con sus gobernados para hablarles de lo que ha hecho, de lo que debe y de lo que piensa hacer en servicio del Estado que dirige.

En efecto, el Presidente Roosevelt, en los momentos más difíciles de la vida de su país, utilizando la magia de la onda etérea, habla en todos los hogares de la Unión: al obrero, al campesino, al millonario, al chiquillo y al ama de casa, con la claridad y la sencillez con que lo hacen quienes saben llegar al corazón de sus oyentes. Un día, toma un mapa, lo coloca en su mesa, y comenta la situación militar, mientras millones de dedos invisibles recorren las líneas que él va indicándole a un maestro de primeras letras que da la primera clase de Geografía; otro anuncia, como ayer por ejemplo, grandes y graves decisiones sobre la marcha de la guerra, y la próxima apertura de un segundo frente: habla de miles de tanques y aviones, de cientos de barcos y de millones de soldados en su estímulo de multitudes amaestradas, de atuendos y portes marciales. El jefe de Estado de la nación más rica y poderosa de la Tierra, solo, ante una mesita y un micrófono habla al pueblo de graves y hondos problemas, con lenguaje de Patriarca, bajo el rubro amable y cordial de charlas hogareñas. Y su pueblo lo escucha desde cien millones de hogares, porque su voz es la voz de la Patria que fundó Washington, que consolidó Lincon y que defiende Franklin Delano Roosevelt.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ...1942)
Outros artigos de RSP sobre Roosevelt
Máis artigos de RSP sobre Roosevelt
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 10-09-2014 00:12
# Ligazón permanente a este artigo
A NAVALLA DE MANUEL MARÍA, PARA FELIPE SENÉN

A Irmandade Manuel María e a Asociación Xemolos entréganlle a Nava de Manuel María este ano a Felipe Senén, e a Navalla "in memoriam" a Suso Vaamonde.

Reproducimos o artigo publicado por Felipe Senén o 07/09/2014.

As navalliñas de Manuel María
Felipe Senén


Compre dicilo así, en diminutivo, para sacarlle o ferro dado á navalla polo mal uso. Como calquera outra cousa tamén se pode trastornar en arma e non soamente un croio, un pau, un óso... Depende da bonhomía ou da maldade endiañada dos humanos. Trebello sinxelo e xenial, pequena ferramenta, inseparable do queixo, do touciño ou dun garabullo, que non faltaba na faldriqueira ou no bolso do home ou da muller da Galiza rural. A navalla, mercancía entre as mercadorías, baixo os telderetes das feiras.

Cada oito de Setembro, cando se prepara a vendima, é un día grande na tradición galega, na que a forza do instinto segue a levar en peregrinación ás tribos cara ós santuarios de fontes, de pedras, de árbores ou sobre ventados outeiros nos que aínda se celebra en templos a Natividade da "Raiña dos Ceos", Isis- Ceres-Cibeles, cubertas polo mesmo pano como imaxe da Virxe dos Milagres, dos Remedios, de Guadalupe da Barca, da Peneda, de Covadonga... A caída data coa que se trenza agora o cabodano do pasamento, no 2004 e na Coruña, do poeta Manuel María, de nobre palabra desbordada. Naquela data eu estaba na Toscana, precisamente nunha viaxe feita a medida do amigo e de Saleta, sempre dispostos a perfeccionar o saber sobre estas terras de Arte e Renacemento. Días nos que tamén por alí se celebra en santuarios á súa Venus padroeira. Pero non puido ser, o definitivo camiño estaba sinalado para o chairego. Lembramos sempre a Manuel María, a súa ollada, o seu sorriso, a súa palabra contundente e máis no seu preferido e cantado outono, cando Galiza se converte nun retablo barroco de ouro. Tempo no que cumpría anos, con tantas celebracións nostálxicas arredor, entre castañeira e fume de Magostos, como a do seu admirado panteísta e fratello, santo de Asís. Agora a Irmandade Manuel María e Xermolos, de Guitiriz, que acolleron en vida e en morte canto significaba Manuel María de compromiso, tradición e innovación na palabra, celebran a data en Outeiro de Rei e fan entrega a alguén que iles coidan merecelo a "Navalla de Manuel María", un símbolo para seguir a afiar e a afinar a galeguidade entre tanta uniformización. Neste ano hai unha navalla póstuma, e non podía ser máis que para o lembrado cantoautor Suso Vaamonde, finado no no ano 2000, a outra navalla, e sen máis comentarios, concédeselle a servidor, que agradecido asume o compromiso aínda sen merecelo por vir das mans e das lembranzas que ven e polo que significa.

Manuel María cultivaba as tradicións nas que acouga a orixinalidade de Galiza, sobre as que re-creaba, acendíaas e iluminábaas coa poesía, para ler, cacilar ou para cantar, estralampos de tribo solidaria, de alborada. A obra de Manuel María en relación coa súa terra e co seu tempo, como debe ser, si señor, é una farturenta fonte de auga limpa na que beber.

Entre esas as teimas nerudianas de Manuel María estaba o amor ás cousas do común con pegadas e lembranzas: as plumas de escribir, os caxatos, os reloxos de peto, os cornos da vacaloura, a caixiña veneciana... e sobre todo as pequenas navallas, herdadas ou regalo dos amigos, sinxelas, sen ou con estralos, a maior parte delas galegas, co mango adornado de herdos célticos. E entre elas a cantada e contada da súa avoa materna, navalla de Taramundi, coa suxestión gravada en prata de RE-CU-ER-DO: "Miña pequena, querida, preciosa navalhinha de marfil, prata, corno de cervo e mui excelente aceiro cortador, no lombo levas estas letras. C C...." compañeira en festas e viaxes especiais, a que garda "unha faísca do humano calor daquelas maus, xunto con outras catro ou cinco máis: unha para Saleta, outra para prestarlla a un amigo, outra por si se perde? E algunha extraviouse e foi substituída en dó pola seguinte... e tiven a ruín fortuna de ser o causante, co eximente de que a perda foi nun improvisado xantar sobre os chanzos do provenzal templo de San Trófimo de Arlés, "palabras maiores" , tomando o feito como ofrenda chairega a Mistral e a Van gogh, pero a cousa seguiu a dar que falar. O lembrado amigo, difusor e editor Carlos Díaz, sabendo das teimas do seu admirado poeta, a quen levou a dar recitais pola Suiza adiante, regaloulle varias navallas, entre elas unha desas custosas Victorinox multiusos e que nunha soia peza xúntanse diferentes e minúsculas ferramentas para abrir e cortar de todo. Mesmo tamén o obsequiou cunha "competente" caixa para clasificalas e gardalas, a que Manuel María abría co seu correspondente ritual para mostralas ou para escoller as axeitadas a cada ocasión. Coas navallas de Manuel María viaxaban as súas historias e as dos amigos. Eu fíxenlle o regalo dalgunha e tamén a miña tía Minda do Carballiño, que tiña o mesmo degoiro das navalliñas e que tanto de tradición significaban: afiar un lapis, abrir ilusións, libros, cartas, paquetes, encetar o pan, o xamón, o queixo, divertirse cun garabullo facendo un aradiño... Navalliñas de axustadas medidas, que non deberan exceder para facerse "arma branca", como din os atestados criminais. Entre elas tiña unha que lle ofrecía certo respecto e á que lle ten dedicado unha das crónicas dos "Andando a terra": navalla soamente para ver, lembrar e filosofar. Servidor sabe a súa historia e abrevia: foi nunha intensa viaxe en Xuño do 1991 cos Amigos do Museo Arqueolóxico da Coruña polas illas de Córcega e Cerdeña, nacións negadas. Nese ir e vir, vendo menhires, nuragas, castelos, escaparates con coral, coñecendo historias de colonizados e emperadores colonizadores, do precursor galego Leonardo Sánchez Deus... tivemos un xantar enxebre na horta dunha quinta empoleirada no Monte Ortobane, preto de Nuoro, onde tamén quedamos moi gustosos de visitar a poderosa labrega casa-museo da escritora Grazia Deledda, Premio Nobel de Literatura no 1926. De fondo música de acordeón e danzas enxebres dos paisanos, sobre as táboas das mesas viño fresco un año asado servido sobre cortizas... e como ferramentas coitelos de mango de pau, entre eles unha navalla de medio tamaño con cachas de hasta... Manuel María observouna e véuselle á mente a "Carmen" de Próspero Merimé e unha vendetta que remata a navalladas. Conta que as navallas coas que se cometeu un crime eran triscadas e meladas na punta. E aquela navalla estaba melada... Seguiu a cousa e comidos e bebidos, mesmo o Manuel María sumouse á roda de danzantes e marcou uns pasos, o nunca visto. Cantando o que cantamos os galegos retornamos no mesmo remolque do tractor que nos levou ó alto. Foi entón cando aproveitei para meterlle no bulso do chaleco do chairego aquela navalla que eu collera da mesa para il. Hoxe está entre as xoias literarias e queridas do Museo Manuel María na súa Casa de Hortas de Outeiro de Rei.

Sobre a Historia da navalla habería moito que contar e para iso xa hai libros que as asocian co monte e co bandoleirismo, poucos tan exhaustivos como Acero en las venas de Rafael Utrilla Barbeito que, polo miúdo analiza a navalla, o coitelo e as tesoiras das ferrerías de Taramundi, meténdose nos materiais, nos modelos, nos encargos, nos reciclaxes, das marcas, da venda... e xa falaremos deso noutra.


Publicado en La Opinión de A Coruña (07/09/2014)
Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 08-09-2014 19:42
# Ligazón permanente a este artigo
NICANOR PARRA cumple 100 anos
Nicanor Parra

(Centenario: 5 de Septiembre 1914 - 2014 )


Un siglo de vida ha cumplido Nicanor Parra, uno de los grandes de la poesía chilena, hispanoamericana y universal. Sus aportes a la creación poética son extraordinarios e indiscutibles, desde la clásica rigurosidad semántica del metro castellano, hasta la más desenfadada poesía, esa que a ratos no parece poseer estatus lírico, y a menudo ni siquiera rango poético, como buena parte de sus “artefactos”, que sus más entusiastas discípulos corean y citan como artículos de fe.
Como bien se ha escrito:
Un Antipoema no es, por supuesto, otra cosa que un poema: debe eliminarse cualquier mitología al respecto, Antipoemas han existido siempre en la historia de la poesía. Y también antiantipoemas, etcétera. La vida interna de la poesía está hecha de tales posiciones. Marcial es antipoeta de Ovidio, Quevedo lo es de Garcilaso; Heine de Goethe, Michaux, de Valéry; Pound, de Tennyson... Así se trenzan en la historia poética lo dionisíaco y lo apolíneo, lo románico y lo clásico, la ironía y el lirismo, el evento existencial y la perfección esencial. Hay una mecánica del proceso antipoético: las formas expresivas que llamamos clásicas, y que consagran el equilibrio, entre la experiencia y el lenguaje, por el camino de la perfección estética tienden a alejarse de la existencia, de la historia, del sentimiento, y a endurecerse en retóricas, su cansancio engendra antipoetas de fortuna varia, poetas de crisis, cuyo verbo irónico y corrosivo quisiera devolvernos el contacto con la experiencia real del hombre en situación.
Puede que la antipoesía sea una reacción más o menos circunstancial frente a la fatiga de lo solemne y adocenado de los poetas “tradicionales” que agobiaban las viejas tertulias con sus declamaciones lloronas, un grito del desenfado verbal contra el tontogravismo (en el caso nuestro, enfermedad transversal de la patria chilena). Cierto es que la obra de Parra vivificó los ambientes enrarecidos de nuestros vates soturnos y atormentados en exceso, es decir, en cuerpo, alma y modales, estableciendo valores lúdicos en el ejercicio de la palabra poética. Es su mérito mayor, amén de una capacidad histriónica –propia de los Parra que conocemos- que le ha permitido estar en primer plano, dentro de nuestra república (o aldea) de las letras, y también en los ámbitos universales del quehacer literario, al punto que su nombre suena y resuena en Estocolmo, cada vez que va a discernirse el galardón universal de las letras.

Pero a mí no me gusta mucho la poesía de Nicanor el Grande –salvo la Obra Gruesa-, por más premios y reconocimientos públicos e internacionales que se den a su creación. Me parece agotadora su pertinacia en el facilismo en que cayó la antipoesía, de su pluma y de la de sus discípulos e imitadores. Y tiene tantos; más incluso que Neruda, que los tuvo por centenares, quizá por miles; que aún los tiene, en Chile y en el extranjero mundo… Ignacio Valente –José Miguel Ibáñez Langlois- sacerdote Opus Dei, sagaz crítico literario, contribuyó con sus exégesis, a través del mausoleo cultural de El Mercurio, a sacralizar la antipoesía, cuyos numerosos cultores recibían premios por doquier en los modestos concursos nacionales, hasta que transformaron el subgénero en una suerte de moda pueblerina, que hoy está agotándose de manera irremediable.

Nicanor tiene cien años de edad y está vigente, activo y creador. Es un genio indiscutible, que suma al amor vitalicio por las palabras su talento de matemático y de físico, cumpliendo, quizá, el antiguo precepto griego de que todo poeta debe ser, primero, un buen matemático, asunto que pareciera contradictorio en nuestro mundo de especializaciones aberrantes y de educación orientada a producir tecnócratas zafios e insensibles, estéticamente hablando, claro está.

La noticia del Premio Cervantes hace tres años, tuvo clamorosa resonancia en nuestro país, como si Nicanor fuese un entrenador de fútbol exitoso o una figura del balompié mundial. También esto es motivo de alegría para nosotros, sus modestos pares de oficio, porque al menos la Antipoesía (con mayúscula) ocupa el primer plano del acontecer chileno. Si hasta el Presidente Piñera elogió entonces su obra, apostillando, casi como una novedad, que es hermano de la gran Violeta y que “todos los Parra llevan el talento en la sangre”, asunto dudoso, porque pareciera tratarse de los genes, y aun las ecuaciones químico-matemáticas de éstos no garantizan la genialidad hereditaria, tal vez menos en las artes que en otros menesteres de la inquietud humana.

Tenemos ahora tres premiados al alero de Miguel de Cervantes y Saavedra: Jorge Edwards, Gonzalo Rojas y Nicanor Parra. Gana la poesía en la estadística y ratifica nuestra proclividad a la lírica, desde nuestros dos Premios Nobel, Pablo y Gabriela, en desmedro de narradores y cronistas.

País de imitadores es éste, como que hoy se mide el talento por la perfección de la copia. Seguro que van a surgir muchos que afirmarán: “Yo soy Nicanor Parra”, y nos infligirán sus antipoemas o artefactos al más puro estilo del original. Pero los buenos lectores no van a confundirse. Seguro.

Me alegro por el venerable y genial Nicanor. Después de todo, que a mí me guste o no su poesía, no agrega ni quita a sus méritos ganados en buena lid, como los mejores de esta patria mezquina con los genios que de tarde en tarde pergeña.

El día de su centenario, a lo largo y ancho de Chile, en teatros, plazas y bibliotecas, se recita su famoso poema “El Hombre Imaginario”, que me he permitido traducir en lengua gallega. Lo he recitado hoy, en la soledad silenciosa de la madrugada, y creo que suena bien, como si el poeta, en vez de haber nacido en la bucólica aldea de San Fabián de Alico, en el campesino centro-sur de Chile, lo hubiese hecho en el casal de A Touza, en la Galicia profunda.


EL HOMBRE IMAGINARIO


El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario.

&

O HOME IMAXINARIO


O home imaxinario
vive nunha mansión imaxinaria
rodeada de árbores imaxinarias
á beira dun río imaxinario

Dos muros que son imaxinarios
penduran antigos cadros imaxinarios
irreparabeis gretas imaxinarias
que representan feitos imaxinarios
ocorridos en mundos imaxinarios
en lugares e tempos imaxinarios

Todas as tardes imaxinarias
sobe as escaleiras imaxinarias
e asómase ao balcón imaxinario
a mirar a paisaxe imaxinaria
que consiste nun val imaxinario
arrodeado de cerros imaxinarios

Sombras imaxinarias
veñen polo camiño imaxinario
entoando cancións imaxinarias
á morte do sol imaxinario

E nas noites de lúa imaxinaria
soña coa muller imaxinaria
que lle brindou o seu amor imaxinario
volve sentir ese mesma dor
ese mesmo pracer imaxinario
e volve a latexar
o corazón do home imaxinario.


Brindemos por Nicanor Parra en su centenario, con tinto chileno o con orujo gallego. Ambos le vienen bien a la poesía y renuevan la inmortalidad en el Parnaso.

Edmundo Moure
Comentarios (0) - Categoría: Colaboración de Edmundo Moure Rojas - Publicado o 05-09-2014 11:06
# Ligazón permanente a este artigo
EXPOSICIÓN DE M. SUÁREZ DE CONCHA EN SADA

Unha nova mostra das creaccións do noso colaborador habitual en AREAL e amigo Manuel Suárez de Concha, poden verse ao longo deste mes de setembro na sala de exposicións da Capela de San Roque. ¡¡PARABÉNS!!
Comentarios (0) - Categoría: Actualidade - Publicado o 02-09-2014 11:22
# Ligazón permanente a este artigo
Niños judíos franceses en 1942
1 de septiembre de 1942

LOS NIÑOS JUDÍOS


Por Ramón Suárez Picallo

Pierre Laval, ha internado a millares de niños franceses de origen judío, en un campo de concentración, desde donde están siendo enviados al Reich a trabajos forzados, entre la befa, la injuria y la impiedad con que allí son tratadas las gentes desventuradas de su raza.

Era el último dolor que le faltaba al alma materna de Francia. Esta atroz infamia cometida contra sus niños, graciosos como rosas. Porque para Francia no hay niños judíos, ni arios, ni chinos: hay tan sólo niños que nacieron y se criaron bajo su cielo, que jugaron a la “ronda”, tomados, fraternalmente de las manos en sus parques y jardines.

¡Hasta qué heces de amargura tiene Francia que apuran su cáliz! Ella puede clamar igual como la madre del Nazareno: ¡Ved cómo hay dolor en mi dolor! al contemplar la marcha de sus niños hacia un martirio inexorable.

¡Manes del Doctor Guillotin frente a los verdugos de Francia!

(Texto publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1942)
Paris recuerda redada de niños judíos franceses en 1942...
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial (Francia) - Publicado o 01-09-2014 00:35
# Ligazón permanente a este artigo
Guillermo E. Miranda, libreiro chileno

Contraportada do libro : Santiago de Chile, origen del nombre de sus calles, editado por Guilermo E. Miranda en 1904. RSP adícalle este obituario, ao ter coñecemento do seu pasamento en agosto de 1942...


31 de agosto de 1942

EL VIEJO LIBRERO


Por Ramón Suárez Picallo

Acaba de morir a la edad de 78 años don Guillermo E. Miranda, el librero más viejo de Chile. No ha sido el librero común que vende el libro con igual emoción comercial con que se vendería un kilo de queso, una pieza de tela o un par de zapatillas. Para él un volumen no era una mercancía. Era la obra de arte o de pensamiento imponderable por una mentalidad económica. Un libro era para él un mundo animado, poblado de cosas bellas. Por eso sus manos lo acariciaban con ternura paternal porque fue padre de muchos y amigo de todos. Amaba con predilección a los más viejos y a los más humildes; aquellos, cuyos progenitores, para mandarlos por el Mundo, no pudieron vestirlos de galas exteriores; pero que trataron de engalanarlos con la gracia de la canción y la fuerza de la idea. Y aquellos otros viejos que pasaron por el Mundo casi imperceptibles, sin el adorno de la acotación elogiosa ni el reproche nervioso.
Mucho supo este viejo librero de ideas, doctrinas y pensamientos. Quizá pudiera decir, como el poeta clásico. “Nada humano me es extraño” Y de lo mucho que sabía daba buena parte a los demás con la generosidad de un opulento del espíritu. Pero siempre quería saber más. Ahora ya lo sabe todo. Su cabeza de patriarca venerable acaba de inclinarse sobre el último libro que contiene en sus páginas la última palabra de cuanto puede saber el hombre. Por eso nadie puede decir que lo conoce. Que sus páginas, de serenidad eterna, sean tan amadas de su espíritu, como le fueron las de aquellos otros de su librería que no sentirán ya más la caricia de sus manos amigas.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ...1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 31-08-2014 01:35
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal